Público
Público

Las autoridades iraquíes aseguran haber controlado un campo de refugiados iraníes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El gobierno de Irak asegura haber controlado un campo de refugiados iraníes situado cerca de la frontera, tras los duros enfrentamientos entre sus residentes y los agentes policiales que comenzaron el pasado martes.

"No queremos pelear con nadie, pero vamos a cumplir con la ley con firmeza", afirmó el portavoz del Gobierno, Ali al Dabbagh, en un comunicado difundido hoy por la televisión iraquí.

"Las fuerzas de seguridad han entrado al campo de refugiados para instalar una comisaría policial e imponer la autoridad del gobierno sobre suelo iraquí", agregó el portavoz.

El pasado martes, fuerzas de la Policía y del Ejército irrumpieron en el campo de Ashraf, a unos 80 kilómetros de la frontera con Irán y poblado por unos 3.500 militantes de los Muyahidines del Pueblo de Irán (PMOI, en sus siglas en inglés).

Desde el 2003 y hasta fines de año el lugar era administrado por las tropas estadounidenses en Irak, pero a comienzos de este año el control pasó a manos de las autoridades iraquíes, aunque hasta ahora la policía se mantenían en los alrededores.

El PMOI, fundado en 1965, combatió contra el régimen del último sha de Persia, Mohamad Reza Pahlevi, y se unió a la revolución islámica que triunfó en 1979, aunque posteriormente se volvió a alzar en armas contra el régimen que quedó instalado en Teherán.

Durante la guerra entre Irak e Irán (1980-1988) apoyó al régimen iraquí de Sadam Husein, pero a comienzos de los años noventa dejó de operar militarmente contra el Gobierno de Teherán

Autoridades iraquíes han confirmado que desde que las fuerzas de seguridad entraron en el campo los disturbios que se han producido han causado la muerte de seis iraníes. Portavoces del PMOI aseguran que los fallecidos son siete, algunos de ellos por disparos.

Dabbad dijo que seis oficiales iraquíes y 66 soldados resultaron heridos en la operación, algunos de ellos graves, cuando los militantes del PMOI interceptaron la labor de la Policía para tomar el control del lugar.

La organización de exiliados iraníes ha difundido vídeos hechos desde el martes pasado y en los que se ve a los policías castigando duramente con bastones a algunos residentes de Ashraf.

Según el MPOI, además de los siete muertos hay centenares de heridos, algunos de ellos graves, y sostiene que unos treinta exiliados iraníes fueron detenidos por las fuerzas policiales.

Las tropas de EEUU con asiento en Irak han evitado intervenir en esta operación, aparentemente para respetar el pacto de seguridad firmado entre los dos países en diciembre pasado, según fuentes estadounidenses citadas hoy por la prensa local.

Las autoridades iraquíes quieren desmantelar ese campo de refugiados y han pedido a sus pobladores que retornen a Irán, viajen a terceros países o se trasladen a otros lugares de Irak, lejos de la frontera.

Pero los exiliados iraníes temen que si regresan a Irán serán detenidos o torturados, y han fijado una serie de condiciones para que organizaciones internacionales garanticen el retorno seguro a su país de origen.