Público
Público

Autorizaron a Guillermo a aterrizar con helicóptero en un terreno de su novia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Ministerio británico de Defensa autorizó al príncipe Guillermo de Inglaterra a aterrizar con su helicóptero en un campo perteneciente a la familia de su novia, Kate Middleton.

Según el dominical News of the World, el segundo en la línea de sucesión al trono aterrizó el pasado 3 de abril con su helicóptero Chinook en la residencia de los Middleton en Bucklebury, condado de Berkshire.

El Chinook tocó tierra durante veinte segundos, pero nadie subió ni bajó de él, precisó el Ministerio, según el cual la operación formaba parte de un ejercicio del príncipe, vinculado a la Royal Air Force (RAF).

Según el tabloide, el príncipe, de 25 años, aterrizó allí en el transcurso de un ejercicio de entrenamiento de dos horas.

Partió de la base de la RAF en Odiham (Hampshire), pero debido a la escasez de lugares donde aterrizar, pidió autorización para hacerlo en terrenos pertenecientes a los padres de su novia.

Ésta, junto a sus padres, Michael y Carole, fueron testigos del aterrizaje, según el periódico.

Un experto en aviación llamado Jon Lake dijo al periódico que el vuelo de entrenamiento había sido un auténtico "despilfarro" que los militares difícilmente pueden permitirse.

En un comunicado, el Ministerio de Defensa justificó, sin embargo, el aterrizaje y explicó que las tripulaciones de helicópteros practican de modo rutinario el aterrizaje en campos de labor y espacios muy limitados como parte de su entrenamiento para conflictos como el de Afganistán.

"El helicóptero aterrizó en el campo, tras adoptar todas las precauciones necesarias, y estuvo en tierra sólo veinte segundos. Nadie bajó o subió a él. Fue un ejercicio rutinario", señaló el Ministerio.

El primogénito del príncipe Carlos de Inglaterra obtuvo el 11 de abril su licencia de piloto de la RAF tras haberse entrenado con la fuerza aérea desde el pasado enero en lo que se califica de un cursillo acelerado.

Normalmente, el período de formación de un piloto de la RAF dura hasta cuatro años.