Público
Público

El AVE complica el acuerdo en los servicios mínimos del 29-S

El Gobierno y los sindicatos podrían llegar hoy a un pacto en los transportes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Buena disposición, buenos mimbres, optimismo'. El Ministerio de Fomento, que dirige el ministro José Blanco, quiere ser un ejemplo del 'respeto' del Gobierno socialista con la huelga general del próximo 29 de septiembre y la negociación de los servicios mínimos se está llevando, según sus protagonistas, con el mejor de los talantes.

Con todo, Gobierno y sindicatos no lograron anoche, después de una reunión de más de cuatro horas, llegar a un acuerdo, ya que los sindicatos pidieron 'más tiempo' para analizar la propuesta de Fomento. Las negociaciones proseguirán hoy a las 9 de la mañana 'con visos' de salvar los principales escollos, que se encuentran en el transporte terrestre y aéreo por la introducción de un nuevo servicio dentro de los mínimos: las líneas del AVE.

En anteriores paros no se había contemplado la necesidad de que se cubrieran las líneas de larga distancia en ferrocarril, pero el Ejecutivo ha puesto esta cuestión sobre la mesa. Fomento asegura que su propuesta trata de 'actualizar' la prestación de servicios mínimos al nuevo mapa de transportes que se ha configurado en España en los últimos años, donde el AVE tiene especial protagonismo. Por eso, exige a los sindicatos que funcione al menos el 20% de los servicios del AVE y larga distancia en ferrocarril.

Los sindicatos no descartan cumplir estos mínimos, pero la inclusión de estos trayectos trastoca su petición inicial en otros medios de transporte, como el terrestre. En principio, los mínimos no deben duplicar transportes entre un origen y un destino, por ejemplo Madrid-Barcelona, y la posibilidad de cubrir esta ruta en tren desplazaría la posibilidad de hacerlo en autobús.

Las conversaciones partieron de la premisa de que haya un servicio por carretera cuando en la jornada haya programados al menos cuatro servicios en una misma línea, y hasta un máximo de tres para los que tienen mayor afluencia.

También en los servicios aéreos existen discrepancias. Fomento pide que se cumpla hasta un 25% en los vuelos internacionales y nacionales, con excepción de los trayectos a los archipiélagos, donde aboga por mantener al menos un 50% de los vuelos. Aunque los negociadores no entraron en detalles 'para no estropear la negociación', la selección de las líneas aéreas que deben prestar estos servicios (el resto de los transportes no están liberalizados) y el personal de tierra de AENA que ha de estar de guardia son los principales escollos. También los servicios de handling (los que se prestan en el aeropuerto, como los equipajes), son otra clave de la demora del acuerdo.

En cuanto a los cercanías, la negociación partió de una propuesta bastante similar a la que el lunes habían presentado ya los sindicatos. Fomento pide que se preste al menos la cuarta parte del servicio a lo largo de la jornada (la misma fórmula que se diseñó en 2002) mientras que CCOO y UGT diferencian entre la frecuencia que debe haber en las horas punta y las valle. Así, entre seis y nueve de la mañana, las centrales proponen que salga al menos un tren cada media hora, lo que debería equivaler al 25% de los servicios. Entre las nueve de la mañana y las 18 horas, los sindicatos plantean paralizar el cercanías, y restablecerlo con un tren cada hora hasta las 21 horas. Por los transportes marítimos no hubo apenas discusión, ya que Gobierno y sindicatos partían de una base muy similar.

Los servicios mínimos en los transportes son, junto con la energía, el principal caballo de batalla de las huelgas generales. Gobierno y sindicatos saben que el éxito del paro se miden por estos dos termómetros, por lo que la fijación de los mínimos es una pieza clave en su preparación. En la última huelga general al Gobierno de José María Aznar, en 2002, no se llegó a un acuerdo por las discrepancias en el servicio aéreo. Sí hubo pacto en la huelga del 27 de enero de 1994, cuyo acuerdo de mínimos ha servido como ejemplo para las siguientes convocatorias.