Público
Público

El AVE a Levante ajustará sus precios a la crisis

El billete de ida Madrid-Valencia podrá costar menos de 80 euros. Hoy se realiza el último gran viaje de prueba antes del estreno del 18 de diciembre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ir de Madrid a la playa de Valencia en aproximadamente hora y media será una realidad dentro de dos meses, cuando el 18 de diciembre el Ministerio de Fomento inaugure la línea de alta velocidad ferroviaria Madrid-Cuenca-Albacete-Valencia. Tres días antes, pondrá en marcha los tramos entre Madrid, Cuenca y Albacete. Los precios del AVE a Levante (como Fomento denomina la línea) son uno de los secretos mejor guardados por Renfe, la empresa responsable de decidir las tarifas, con la supervisión de Fomento. Sin embargo, lo que el ministro José Blanco tiene claro es que las tarifas se ajustarán al momento de crisis actual y no estarán en la banda alta, según fuentes del ministerio.

Esto obliga a Fomento y a Renfe a hacer un complicado equilibrio para buscar una tarifa que sea lo suficientemente atractiva para que haya una fuerte demanda de viajeros en la nueva línea pero que, a la vez, permita rentabilizar en el menor tiempo posible la gran inversión en la infraestructura, que ronda los 6.000 millones de euros. Renfe comercializa los billetes pero tiene que contar con que debe abonar un canon del 30% a la empresa pública de infraestructuras ferroviarias, Adif, para pagarle el coste de haber construido el corredor de AVE. A estos elementos se suma que la operadora Renfe decide bajo el principio de que el coste del trayecto será 'equivalente al resto de los corredores', según las citadas fuentes.

Renfe ultima un precio atractivo y también rentable para cubrir el coste

Si se sigue este principio, el billete sólo de ida entre Madrid y Valencia y sin ningún tipo de descuento en categoría turista podrá costar menos de 80 euros (más cerca de los 70), de acuerdo con una estimación ajustada a la media por kilómetro que se paga en los tres principales AVE del país: Madrid-Barcelona, Madrid-Sevilla y Madrid-Valladolid. Sin embargo, Renfe puede decidir una rebaja adicional.

Conforme a esta comparativa, el trayecto Madrid-Cuenca, que durará en torno a 55 minutos, podría costar aproximadamente 35 euros. Mientras, el Madrid-Albacete, que tardaría una hora y media al tomar un ramal que saldrá de Motilla del Palancar (Cuenca), rondaría los 55-60 euros. Renfe ultima los detalles para afinar en lo posible los precios y adaptar-los al momento económico.

Estas cifras son estimaciones y, en cualquier caso, hay que tener en cuenta que la mayoría de los billetes que se compran son de ida y vuelta, con lo que contarán con un descuento del 20% siempre que sean los mismos destinos y que no transcurran entre las fechas más de 60 días. Es la oferta habitual para los AVE, salvo que sean lanzadera (con una parada intermedia, como, por ejemplo, el Madrid-Segovia-Valladolid) o de trayectos cortos, como el Jaén-Cádiz. Adicionalmente, Renfe suele ofrecer descuentos y ofertas para cada línea de alta velocidad. Y a esto se une que los billetes adquiridos en la web de Renfe pueden superar el 20% de rebaja sobre los normales si se compran con antelación.

En todo caso, el ahorro de tiempo es la ventaja principal de la nueva línea, ya que permitirá acortar el viaje Madrid-Valencia a menos de la mitad (ahora dura casi cuatro horas). Los asiduos del Madrid-Cuenca serán los más beneficiados con la rebaja de la duración de trayecto porque el tren actual es un regional que tarda tres horas. Y en el Madrid-Albacete se reducirá a la mitad con respecto al tren de media distancia, el más lento, que también tarda tres horas, y en torno a una hora para el resto de los trenes (la mayoría), que llegan en unas dos horas y veinte minutos.

Hoy está previsto que el ministro de Fomento, José Blanco, realice el primer viaje del AVE en pruebas con pasajeros que llegará hasta Valencia, desde el túnel de Hoya de Roda, en Cuenca. Es el examen clave tras los ensayos por tramos que llevan meses realizando los técnicos de Adif. En principio, no está previsto que Blanco avance los precios de las nuevas conexiones, pero sí un estudio sobre el impacto económico del AVE que presentará en la capital del Turia.

La línea que inaugurará en diciembre beneficiará a tres millones de viajeros asiduos al trayecto Madrid-Valencia y, además, conectará por AVE todas las ciudades de Castilla-La Mancha.

En 2011 se pondrá en marcha el enlace entre el AVE a Levante y el de Andalucía, lo que permitirá comprar billetes para ir de Valencia a Sevilla o viceversa sin pasar por Madrid, como ya se ha hecho con el viaje Barcelona-Sevilla. Para ello, Fomento invertirá 70 millones. La siguiente parada de la línea a Levante será Alicante, en 2012. Y en 2014 llegará a Murcia.