Público
Público

El AVE a Valencia busca crear 136.000 empleos hasta 2016

La estación provisional cuesta 61 millones. Cuatro de cada diez viajeros entre Madrid y Valencia usarán la alta velocidad. El trayecto durará una hora y media, y costará menos de 80 euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La inauguración del AVE Madrid-Cuenca-Albacete-Valencia prevista para diciembre tendrá que ser fastuosa para superar el multitudinario acto del viaje de pruebas entre Hoya de Roda (Cuenca) y la capital del Turia que tuvo lugar ayer. El ensayo congregó a unas 800 personas en la estación de llegada. De ellas, 360 viajaron en el tren S-112 de prueba, incluyendo la plana mayor del Ministerio de Fomento, con el ministro José Blanco a la cabeza, políticos, empresarios de las grandes constructoras, periodistas y hasta el arzobispo de Valencia y mandos militares. Muchedumbre aparte, la previsión es que la nueva conexión Madrid-Valencia genere 136.226 empleos hasta 2016.

Esta es una de las principales conclusiones del estudio de impacto económico del nuevo AVE encargado por Fomento al Centro de Estudios Económicos Tomillo que pudieron escuchar los políticos y empresarios en la presentación que hizo Blanco en Valencia. Los actos de ayer tuvieron una ausencia llamativa: la del presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, por problemas 'de agenda', según explicó Blanco. Pero todo el mundo interpretó que no acudió para no protagonizar la foto del día con el ministro tras sus palabras cuestionando al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

José María Barreda fue el gran ausente del primer viaje de pruebas

Hubo otra foto: la del presidente valenciano, Francisco Camps, con la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, del PP, yendo a recibir a Blanco al pie del tren de prueba. Se le escapó un 'ah' casi resignado al oír un 'ya llega el ministro'. Después, todo fueron sonrisas.

Acabado el miniviaje (95 kilómetros en menos de 40 minutos con una velocidad máxima de 200 kilómetros por hora, que llegará a 300 kilómetros en otras pruebas), llegaron los discursos y las cifras.

Los más de 136.000 empleos que esperan que genere la nueva línea hasta 2016 (más que los puestos de trabajo en el comercio mayorista y la sanidad) se unirán a los 9.068 millones en volumen de negocio y a un aumento de 2.551 millones en la productividad. Cuatro de cada diez viajeros elegirá el AVE para desplazarse entre las dos ciudades y el nuevo tren robará más de la mitad de pasajeros al avión.

El trayecto hasta la playa de Castellón durará dos horas y 55 minutos

El tren de prueba llegó a la estación Joaquim Sorolla de Valencia, pero será provisional. La gran estructura, diseñada desmontable para reutilizarla, ha costado 61 millones. La instalación definitiva no cuenta aún con el dinero que tienen que aportar el Ayuntamiento y el Gobierno valencianos para construirla. Y tardará en tenerlo.

El precio de los nuevos trayectos del AVE sigue sin revelarse pero según la comparativa con el resto realizada por Público, el billete de ida a Valencia podrá costar menos de 80 euros, en torno a 60 a Albacete y unos 35 a Cuenca.

La principal ventaja del AVE es que acortará más de la mitad el tiempo de viaje entre Madrid y Valencia, hasta dejarlo en hora y media. El viaje a la playa de Castellón pasará de cuatro horas y 40 minutos a dos horas y 55 minutos, y a la de Alicante, de tres horas y 40 minutos a sólo tres, destacó ayer Blanco.

El ministro disipó las dudas de que el AVE llegue a Castellón 'a finales de 2014' y confirmó que parte de la obra se hará con financiación privada. También anunció que el recorte de presupuesto no impedirá que el Corredor del Mediterráneo sea 'el de mayor inversión en 2011', con 1.600 millones.