Público
Público

La aventura de correr en el desierto

Para amantes del running y la naturaleza, la Desert Run de Marruecos es más que un reto deportivo, es una auténtica experiencia en el espectacular paisaje sahariano.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Son tres etapas, la primera de 15 kilómétros, los dos últimos corriendo en las dunas; la segunda, al amanecer, de 21, desde el Erg hasta el pueblo de Merzouga; y la última, de 26, con la meta del oasis de Tisserdimine, donde se rodaron los exteriores de la película Sáhara. La Desert Run, que tendrá lugar este año del 29 al 31 de octubre, es una carrera ideada para amantes del running y de la naturaleza, pero participar en ella es vivir también una experiencia única.

Y todo ello sin necesidad de enfrentarse a distancias y esfuerzos extremos y sabiendo que si se ha corrido un medio maratón se puede acabar la Desert Run. A la aventura de correr en el paisaje sahariano, la agencia Sport Travel, especializada en eventos deportivos, une el disfrute de dormir bajo las estrellas en un campamento de jaimas en medio de las grandes dunas del Erg Chebbi, disfrutar de un jacuzzi o un baño turco después del esfuerzo, subirse a un dromedario y contemplar una puesta de sol, visitar las minas de Menfis o el poblado de origen sudanés Khamlia, hacer unas compras en el mercado de Rissani, donde se abastecen las tribus y nómadas del desierto, o hacer una parada en el impresionante valle del Ziz, con más de diez millones de palmeras en su interior.

El resultado es un viaje de cinco días, con salida desde Barcelona y Madrid, planteado como un reto deportivo y una experiencia auténtica de running, pero también compatible con las vacaciones, con la familia, con el descubrimiento de otra cultura y otros paisajes.

Más información
Desert Run