Público
Público

La aviación israelí vuelve a bombardear la franja de Gaza

El ataque contra dos talleres de metal y un túnel causa siete heridos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La aviación israelí ejecutó ayer tres bombardeos contra Gaza que se concentraron en varios objetivos situados al norte, al sur y en el centro de la Franja, y que se saldaron con un balance de siete palestinos heridos.

Los bombardeos forman parte de las represalias habituales de Israel contra el lanzamiento de cohetes que esporádicamente realizan las milicias palestinas desde Gaza. El sábado, los milicianos dispararon un cohete que cayó cerca de la población israelí deSderot, en una zona abierta, sin causar daños personales o materiales.

Después de este incidente, la organización islamista Hamás, que controla Gaza, anunció que todas las milicias habían alcanzado un acuerdo para no disparar más cohetes o granadas de mortero contra Israel, con el fin de evitar las represalias de la aviación hebrea. Pero sólo unas horas después se produjeron los ataques israelíes y acto seguido algunas de las principales milicias, incluidas las de la Yihad Islámica, el Frente Popular para la Liberación de Palestina y el Frente Democrático para la Liberación de Palestina, desmintieron que se hubiera firmado un alto el fuego.

La aviación se cebó esta vez en dos pequeños talleres metalúrgicos, donde, según el Ejército israelí, se fabricaban proyectiles, así como en el acceso a uno de los túneles de Rafah, que unen el sur de la Franja con la península del Sinaí egipcia.

Los ataques de las milicias se han reducido sensiblemente desde el pasado mes de enero, cuando Israel invadió Gaza durante tres semanas, causando la muerte de unos 1.400 palestinos, en su inmensa mayoría civiles. Desde el final de la invasión, y hasta el día de hoy, las milicias han disparado unos 270 cohetes contra territorio israelí, un número manifiestamente inferior al de los 3.300 cohetes disparados a lo largo de 2008.

La política de Hamás es confusa y hasta contradictoria. El Gobierno insiste en que no aspira a imponerse a la fuerza al resto de facciones palestinas, sino que quiere lograr acuerdos con ellas mediante el consenso y el diálogo para tener el respaldo de todos los grupos palestinos en la Franja.

En última instancia, nada parece que vaya a cambiar en el futuro próximo. El cambio sólo llegará mediante un acuerdo entre Fatah, que gobierna en Cisjordania, y Hamás. Los dos grupos llevan dialogando desde hace meses, pero mantienen posiciones tan alejadas que parece muy difícil que logren un compromiso.