Público
Público

La ayuda de farmacéuticos es clave en el control de la presión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Frederik Joelving

Los farmacéuticos pueden hacermucho más por sus clientes que venderles remedios. Según dosnuevos estudios, por ejemplo, los pueden ayudar a controlar lapresión alta, que aumenta el riesgo de sufrir un accidentecerebrovascular o un infarto cardíaco.

"La hipertensión es una enfermedad muy frecuente en nuestropaís", dijo el farmacéutico Michael E. Ernst, coautor de uno delos estudios realizados en Estados Unidos. "A pesar de una grancantidad de fármacos efectivos, seguimos teniendo personashipertensas que no logran sus valores meta", añadió.

Pero cuando los farmacéuticos trabajaron codo a codo con losmédicos, la cantidad de pacientes que lograron esos nivelesrecomendados de presión aumentaron de la mitad a tres cuartos.

"Los farmacéuticos tienen la capacidad y el entrenamientonecesario para participar en el manejo de estos pacientes", dijoErnst, de University of Iowa.

Para probarlo, el equipo de Ernst convocó a 179 pacientes conpresión alta de cinco clínicas de la ciudad de Iowa.

En el caso de 100 de esos pacientes, todos elegidos al azar,los farmacéuticos trabajaron con los médicos para encontrar elmejor tratamiento farmacológico, mientras que el resto recibió laatención tradicional.

A los nueve meses, los pacientes tratados con el equipomédico-farmacéutico lograron una reducción de 29 puntos en lapresión sistólica (de 153 a 124), que es el valor máximo de lapresión sobre las paredes de los vasos. Los valores normales depresión son de alrededor de 120/80.

En el grupo control, la reducción fue de 17 puntos enpromedio, lo que descendió el valor máximo en 133.

Ernst dijo que los farmacéuticos ayudaron a los médicos másocupados en una segunda mirada a la presión de cada paciente.

"Los pacientes suelen tener varias enfermedades y algunas sonmás graves que la hipertensión", dijo Ernst a Reuters Health.

FUENTE: Archives of Internal Medicine, 11 de octubre del2010, y Diabetes Care, online 7 de octubre del 2010