Público
Público

El Ayuntamiento dice ahora que no ha firmado "ningún acuerdo" para prohibir los vehículos diésel en 2025

El consistorio niega la información de un supuesto acuerdo alcanzado ayer durante la Cumbre de Alcaldes con los ayuntamientos de París y Ciudad México del que, pese a los continuos requerimientos de este diario, no ofreció ninguna información al respecto.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

La alcadesa de Madrid Manuela Carmena.- EP

MADRID.- El Ayuntamiento de Madrid dice ahora que no ha suscrito en México "ningún acuerdo" comprometiéndose a eliminar de cara a 2025 la circulación de vehículos diésel, frente a lo difundido a través de un comunicado por C40 (el grupo de ciudades del mundo que lideran la lucha contra la contaminación para hacer frente al cambio climático). La información del supuesto acuerdo se dio a conocer ayer, pero el ayuntamiento madrileño no ofreció ninguna información al respecto pese a los continuos requerimientos de este periódico.

Según expone en un comunicado, C40 informó que los alcaldes y alcaldesas de París, Ciudad de México y Madrid se habían comprometido, como parte de un acuerdo por parte de los representantes políticos municipales, a mejorar la calidad del aire de sus respectivas ciudades, implantando medidas encaminadas a retirar de la circulación a todos los vehículos diésel.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, no ha estado presente en esta cumbre de alcaldes tras comunicar la semana pasada que no asistiría a la misma por tener otros importantes compromisos. En su representación ha acudido su jefe de Gabinete, Felipe Llamas, quien no ha rubricado ningún acuerdo en el sentido anteriormente mencionado.

Carmena y su equipo de Gobierno, no obstante, exponen que "están decididos a luchar contra el cambio climático" y a "mejorar" la calidad del aire para lo cual se comprometen a desarrollar las medidas necesarias encaminadas a promover la progresiva sustitución de la tecnología diésel por otras tecnologías de menores emisiones de óxidos de nitrógeno y dióxido de carbono.


Lo hará teniendo en cuenta las características del parque circulante y con vistas a lograr una reducción de emisiones contaminantes y de efecto invernadero procedentes del tráfico de al menos el 50 por ciento en el año 2030.

Al mismo tiempo, el Ayuntamiento de Madrid "va a continuar con su acción tendente al fomento del transporte público en vehículos no contaminantes".

Por otro lado, y en línea con la estrategia del C40 al que pertenece, se compromete "a hacer todo lo que esté a su alcance para incentivar el uso de vehículos eléctricos, híbridos, de hidrógeno y de cualquier otra tecnología que sea menos contaminante que los vehículos de combustión en las flotas de autobuses urbanos y de todo tipo de transporte público, así como en los vehículos destinados al transporte de mercancías y a prestar los servicios básicos de la ciudad".

Al mismo tiempo, la alcaldesa hace un llamamiento a los fabricantes de automóviles, autobuses y camiones para que "prioricen el desarrollo y comercialización de este tipo de vehículos".