Público
Público

El Ayuntamiento de Zizurkil aprueba retirar los nombres etarras a dos plazas del pueblo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El pleno del Ayuntamiento de Zizurkil ha aprobado hoy por unanimidad cambiar los nombres de dos plazas de esta localidad guipuzcoana que estaban dedicadas a dos etarras, en una sesión que se desarrolló a puerta cerrada, con el consistorio protegido por un amplio dispositivo de la Ertzaintza.

Zizurkil se convierte de esta manera en el primer municipio vasco en adoptar una resolución de este tipo, que ha contado con los votos de los cinco concejales del PNV, dos de EA, uno de los dos ediles del PSE/EE (el otro no acudió al pleno), otro del PP y uno de EB-Aralar.

El texto había sido incluida en el orden del día por la alcaldesa, María Ángeles Lazkano (PNV), tras sendas denuncias judiciales presentadas por los familiares de Fernando Múgica y Miguel Ángel Blanco.

Los allegados de estas dos víctimas de ETA, así como la Fundación Dignidad y Justicia, denunciaron que dos plazas del municipio llevaran el nombre de los terroristas Joxe Arregi y José Luis Geresta -éste último coautor de los asesinatos del edil popular Miguel Ángel Blanco y del abogado donostiarra y dirigente socialista Fernando Múgica-, al considerar que constituía un delito "permanente de enaltecimiento del terrorismo".

Al pleno asistieron Rubén Múgica, hijo de Fernando Múgica, y los dirigentes del PP vasco Regina Otaola, María José Usandizaga y Borja Sémper.

El texto aprobado explica que las citadas plazas "ofenden la sensibilidad de las víctimas" y recuerda que "los criterios ideológicos que mantienen los grupos políticos que integran la actual corporación" son distintos a los de los anteriores gobiernos municipales de la izquierda abertzale que adoptaron estas decisiones, y por lo tanto "considera pertinente retirar" los nombres y los "símbolos" en recuerdo a los etarras que existen en estas plazas.

Por este motivo la moción acuerda "proceder al cambio de denominación de Joxe Arregi por la de plaza Pasus", en alusión a un emblemático edificio que hay en este lugar, así como "retirar la escultura existente y la placa a nombre de José Luis Geresta, 'Ttotto'" de otro lugar del municipio.

El escrito aclara que en el caso de la plaza Joxe Arregi el cambio se realizará aprovechando una remodelación prevista para "próximas fechas" y que se hará en concordancia con "criterios toponímicos" de uso "normal" por los habitantes del municipio.

Tras aprobar esta moción, la alcaldesa, en nombre del equipo de gobierno integrado por PNV y EA, ha leído un comunicado en el que ha subrayado su "posición contraria a que las calles y plazas de Zizurkil tengan el nombre de miembros de una organización terrorista".

La primera edil ha recordado que en su momento PNV y EA se opusieron a que se diera los nombres de Arregi y Geresta a las citadas plazas y ha recordado al PP que fue la ausencia de su concejal en el pleno en el que se trató el segundo de estos casos lo que permitió que se instalara un monolito en honor a este etarra.

Por su parte, el portavoz municipal del PSE/EE ha felicitado a la corporación por la aprobación de esta moción que va a permitir a los ciudadanos no pasar la "vergüenza" de pasear por unas calles con los nombres de unos terroristas.

El edil del PP se ha enorgullecido de la retirada de las denominaciones de las plazas dedicadas a los etarras y ha mostrado su satisfacción por el hecho de que las nuevas generaciones "no vean más plazas" dedicadas a miembros de ETA.

El representante de EB/Aralar ha dicho que siente que se ha hecho "lo correcto", aunque ha mostrado su tristeza por la situación en la que se ha celebrado el pleno, custodiado por la Ertzaintza, y ha afirmado que no sabe a quién beneficia esta situación que supone "profundizar en una herida que no tiene fin".

En un momento del pleno, dos simpatizantes de la izquierda abertzale que se encontraban entre el público han leído un comunicado en euskera y castellano en el que han considerado este acuerdo "una burla" a todos los habitantes de Zizurkil y han insistido en que Arregi y Geresta también son "víctimas".