Público
Público

Los ayuntamientos aplauden el fondo de 8.000 millones, que el PP tilda de "aspirina"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La mayoría de los ayuntamientos se han mostrado hoy satisfechos con el fondo extraordinario de 8.000 millones de euros para inversión pública, mientras que algunos alcaldes del PP y su presidente, Mariano Rajoy, lo han calificado de "aspirina" en estos momentos de crisis económica.

La ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado, ha detallado en una rueda de prensa el contenido del real decreto-ley que aprobó el Consejo de Ministros el pasado viernes, por el que se crea un fondo para financiar proyectos y obras municipales y que pretende reactivar la economía en 2009, con la creación de entre 200.000 y 300.000 puestos de trabajo.

Ante las suspicacias que puedan existir por el destino de estas partidas, Salgado ha advertido de que "estarán sometidas al control de la Intervención General del Estado".

Los municipios de Andalucía, Cataluña y Madrid concentran casi el 50 por ciento de este Fondo Estatal de Inversión Local, según los datos facilitados por la ministra de Administraciones Públicas.

La financiación máxima a la que podrán acceder los ayuntamientos andaluces superará los 1.426 millones de euros, una cifra muy similar a la de los municipios catalanes, a los que corresponderán más de 1.276 millones, seguidos de los de la Comunidad de Madrid, con 1.076 millones.

Salgado ha insistido en que ninguna entidad local, por pequeña que sea, quedará excluida de este fondo.

El presidente de la FEMP, Pedro Castro, ha considerado que los 8.000 millones son una "gran oportunidad" para los Ayuntamientos y ha agradecido que el Gobierno haya tenido en cuenta las sugerencias que le planteó esta institución para la redacción del Decreto Ley.

Así, se ha mostrado satisfecho con las incorporaciones relativas a los pequeños municipios y con el papel de las entidades intermunicipales, como las Diputaciones, Cabildos y Consejos Insulares.

La FEMP ha puesto en marcha una campaña de difusión entre sus entidades locales para informar del contenido de este fondo, así como de las posibilidades de acceso.

No obstante, no todos los ayuntamientos están de acuerdo y el presidente del PP, Mariano Rajoy, ha opinado que los 8.000 millones son una inyección económica incuestionable, aunque insuficiente, y la ha calificado de "aspirina" y no de "medicamento adecuado" frente a la crisis.

En un acto con alcaldes y concejales de su partido, Rajoy ha hecho suya una frase de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, quien previamente había afirmado que la iniciativa del Ejecutivo para acelerar la obra pública en el ámbito local es "una aspirina para un señor que está en la UCI".

Todos los participantes en este acto celebrado en la Casa de Campo de Madrid -Esperanza Aguirre, Alberto Ruiz Gallardón, Teófila Martínez y Rita Barberá, entre otros- han coincidido en este diagnóstico: que el plan del Gobierno es "insuficiente".

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el alcalde, Alberto Ruiz Gallardón, han acusado al Ejecutivo de "ir contra la Constitución" al no establecer un nuevo modelo de financiación de las corporaciones locales más "eficiente".

A juicio de Aguirre, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "se ha atrevido a pasar por encima de la Constitución para caminar hacia una España nadie sabe si federal, confederal o qué".

Así, le ha acusado de encogerse "de hombros a la hora de proporcionar a los ayuntamientos los medios necesarios para que puedan prestar los servicios públicos que los ciudadanos demandan".

En este sentido se ha pronunciado Ruiz Gallardón, quien ha dicho que la "exigencia" del PP de un modelo de financiación estable "es algo que ya no es una deuda histórica, sino un mandato constitucional".