Publicado: 14.10.2014 19:03 |Actualizado: 14.10.2014 19:03

Azcona, exconsejero por CCOO en Caja Madrid: "Estoy tranquilo, gasté lo autorizado"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Juan José Azcona fue consejero de Caja Madrid a propuesta de la unión regional de este sindicato desde 1993 hasta 2012. Según los gastos de la tarjeta oculta al fisco que investiga la Fiscalía Anticorrupción, desde el 2003 hasta el 2012 gastó 99.400 euros. La Comisión Ejecutiva de CCOO ha decidido abrirle un expediente disciplinario para proceder a su expulsión, junto a Antonio Rey, el otro consejero en la entidad nacionalizada propuesto por esta unión regional. La razón que esgrime el sindicato es que no han dado las explicaciones que han solicitado a estas dos personas en el plazo que se fijó.

Sin embargo, Azcona critica esta decisión por varios motivos. En conversación con Público, el exconsejero defiende que los gastos en los que incurrió siempre estuvieron dentro de lo permitido por la entidad, que nunca superó la cifra de 25.000 euros anuales que fijaba Caja Madrid y que puede justificar todos y cada uno de los movimientos de su tarjeta.

Según explica, la unión madrileña no puede expedientarle porque la federación a la que ha pertenecido, al menos hasta el pasado día 8 en el que pidió la baja del sindicato, es Confia (sector financiero). Tampoco pueden expulsarle porque ya solicitó su baja, explica.

Público ha recabado la versión de CCOO de Madrid, que justifica el expediente porque, aunque Azcona perteneciese a Comfia, accedió al puesto en el Consejo de Administración a propuesta de la unión regional de Madrid, por lo que sí es competencia de esta unión.

El exconsejero se muestra dolido con el que ha sido su sindicato desde hace 27 años. Decidió solicitar la baja al día siguiente de que CCOO confederal decidiera suspender temporalmente de militancia a sus seis consejeros en Caja Madrid. "Esa suspensión ni siquiera existe en los estatutos del sindicato", enfatiza, y añade que la decisión no estuvo bien porque ni siquiera le dieron la oportunidad de explicarse antes de suspenderlo. Aunque, precisamente, la ausencia de explicaciones ha sido la razón de la unión madrileña de CCOO para expedientarle.

Aunque la revelación de la existencia de estas tarjetas opacas para Hacienda ha generado un gran malestar en la opinión pública, Azcona asegura que existen desde 1988. "Todo lo que he gastado ha sido correctamente. Me miro al espejo y tengo la tranquilidad y la certeza moral de que gasté lo autorizado", defiende el exsindicalista, que espera que todo "se aclare para solicitar la readmisión".

Entre sus gastos con dinero de la entidad están 62.093 euros en restaurantes, 3.677 euros en bares, club y discotecas, más 4.500 euros en ropa exclusiva. En el Corte Inglés se dejó 4.500 euros y otros 4.000 en hoteles de cuatro y cinco estrellas.

Según el desglose de los gastos que se ha hecho público, Azcona gastó 99.400 euros en diez años. El grueso de su disposición de la tarjeta son comidas en restaurantes más o menos caros, aunque rara era la ocasión en las que la factura superaba los 200 euros, según la documentación de anticorrupción.

"Iba a la taberna más cutre del barrio, cerca de la sede del sindicato"Destacan los 3.677 euros en concepto "clubs, salas fiesta, pubs, discotecas, bares", que según argumenta, se deben a un error a la hora de resumirlo. "Nunca he gastado dinero de la tarjeta para ir a clubes ni discotecas. Iba a la taberna más cutre del barrio, que estaba cerca de la sede del sindicato", se explica. Atendiendo los establecimientos que señala el listado --la Taberna Mayrit (23 veces entre 2003 y 2010), el restaurante Crazy Monksn (una vez), el café Los Autrias (una vez) y el pub Lankaster (dos veces)-, la versión encaja.

En cuanto a las compras en el Corte Inglés, Azcona lo justifica como gastos en ropa adecuada para asistir a los consejos de Caja Madrid y otros eventos de representación. "Yo nunca he tenido ropa elegante, y dentro de las condiciones de Caja Madrid para utilizar la tarjeta entraba la ropa. Compraba una o dos veces al año en El Corte Inglés y para alguna reunión o evento en concreto", asegura. Según los datos disponibles, y sumando los gastos en estos grandes almacenes al concepto de "confección textil en general", Azcona gastó entre 2003 y 2011 12.036 euros en ropa de Massimo Dutti, Cortefiel o de la centenaria sastrería Yusti. Sin contar 2.634 euros en zapatos.

El apartado destinado a "hoteles de 4 o 5 estrellas", en el que figuran casi 4.000 euros, haría referencia, siempre según ha declarado a Público el propio Azcona, a comidas en los restaurantes de esos hoteles. "En diez años he pagado un hotel con la tarjeta en tres o cuatro ocasiones, siempre fuera de Madrid", defiende.

"La tarjeta estaba para eso, para pagar comidas los días de reuniones, para comprar ropa con la que asistir a los Consejos... también he pagado algún párkin aunque nunca pagué gasolina con la tarjeta. Ni yo ni mi familia nos hemos beneficiado de ella", añade. 

"Ni yo ni mi familia nos hemos beneficiado de la tarjeta"Azcona asegura que no tiene ningún inconveniente en devolver el dinero que no se pueda considerar gastos de representación, y afirma que él mismo se ha personado en la Agencia Tributaria para solicitar el importe que se adeuda de estos gastos que estaban ocultos.

También niega que pudiera sacar dinero de cajeros automáticos. No aparece en la lista ningún movimiento al respecto, pero Azcona insiste en dejar claro que su tarjeta no permitía esa operación, propia de otras tarjetas "que aparecieron en 2007 y que yo nunca tuve".

A raíz de las noticias que han aparecido en los medios y de la rápida actuación del sindicato, Azcona asegura que le resulta "imposible" defenderse, que no ha podido dar explicaciones.

Fuentes de CCOO de Madrid aseguran a este diario que Azcona se puso en contacto con ellos el mismo día que le notificaron que tenía que explicarse en una comisión de investigación iniciada por el sindicato, algo que él mismo reconoce. "Llamó para decir que sus gastos siempre fueron en concepto de representación, pero ha terminado el plazo para dar explicaciones y Azcona no ha entregado ninguna documentación, recibo o factura que justifique sus gastos ni se ha personado para hablar con la comisión de investigación", detalla Manuel Fernández Albano, secretario de comunicación de CCOO de Madrid.

Para la unión regional, el hecho de que pidiera su baja no dice nada bueno, pero explican que lo que se ha abierto en un proceso de instrucción del expediente y que será la Comsíon de Garantías la que determine si "se han vulnerado los estatutos o el código ético del sindicato" durante el trabajo de Azcona en Caja Madrid, más allá de los gastos en los que incurriera.

El objetivo del expediente en el caso de Azcona, asegura Albano, es cercionarse de que, si se demuestra que imcumplió el código ético de CCOO no pueda volver a ser admitido, y que tampoco sea miembro del sindicato se se le imputa algún delito.


http://www.quoners.es/debate/crees-que-se-deberian-producir-mas-dimisiones-por-el-escandalo-de-las-tarjetas-de-cajamadrid