Público
Público

Azkarraga dice que la consulta se hará y la clase política deberá acatar el resultado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El consejero de Justicia, Empleo y Seguridad Social del Gobierno Vasco, Joseba Azkarraga, de viaje oficial en Latinoamérica, aseguró ayer que "el pronunciamiento libre de la sociedad vasca se producirá y la clase política deberá acatar el resultado".

Azkarraga pronunció ayer una conferencia en Bolivia, invitado por la Universidad privada de Santa Cruz de La Sierra, en el marco de un seminario internacional que analiza el modelo autonómico.

Azkarraga expuso su vision de cómo se han ido desarrollando los acontecimientos en el Estado español, desde el advenimiento de la democracia hasta el actual autogobierno, destacando el "cambio espectacular" experimentado por la sociedad vasca en los últimos años.

El titular vasco de Justicia recordó los años en los que estuvo al frente del Gobierno español José María Aznar (PP) (1996-2002) y calificó este período de "etapa negra", caracterizada por un enfrentamiento "radical" con los nacionalistas vascos y "el bloqueo de la autonomía".

En cuanto a la legislatura pasada, Azkarraga dijo que ha sido una legislatura "en blanco" para el autogobierno vasco, ya que "el PSOE y Rodríguez Zapatero han tenido miedo de encarar una nueva articulación del Estado español desde el reconocimiento de la realidad plurinacional".

Esta situación, según Azkarraga, determinó la voluntad del Gobierno Vasco de responder con una iniciativa política "que pretende dar la palabra y la decisión al pueblo vasco para decidir su futuro".

El consejero vasco aseguró que "el pronunciamiento libre de la sociedad vasca se producirá, y la clase política deberá acatar el resultado, porque no hay razón de fuerza que se pueda esgrimir contra un ejercicio democrático".

Azkarraga explicó que la iniciativa "busca desbloquear el conflicto vasco tras el fracaso del proceso de negociacion entre ETA y el Gobierno de Zapatero".

Asimismo, reiteró que el Ejecutivo vasco sigue a la espera de que Zapatero, reelegido presidente, "decida si acepta la mano tendida" del Gobierno Vasco para llegar a un acuerdo, y decida "si tiene voluntad de reconocer el derecho a decidir de los vascos".