Público
Público

Aznar bendice al rey

El ex presidente reivindica la Constitución en medio del debate sobre el Estatut

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En esta ocasión tuvieron más protagonismo los invitados que el anfitrión. José María Aznar se contuvo. No criticó a José Luis Rodríguez Zapatero ni sacó los colores a su sucesor, Mariano Rajoy. El ex presidente del Gobierno fue más institucional y se centró en reivindicar la Transición y el espíritu de la Carta Magna. 'Nada de esto debería perder vigencia', señaló mientras otorgaba al rey el primer Premio FAES de la libertad.

Todas las facciones del PP enterraron, por un día, el hacha de guerra

Todo el mundo esperaba que se refiriera al Estatut y a la sentencia del Tribunal Constitucional, pero Aznar no pronunció ninguna de las dos palabras. Aunque sí aludió a la polémica que se vive en estos días al recordar un consejo de Montesquieu que decía que 'las leyes importantes habían de tocarse con manos temblorosas'. Con ello, a su juicio, se expresa 'el sentido de la responsabilidad que debe presidir cualquier obra reformadora'.

'Los problemas que debemos afrontar requieren fortalecer la consistencia cívica de nuestra sociedad, nos exigen revitalizar la arquitectura institucional y asegurar las condiciones de estabilidad y eficacia del modelo de organización del Estado', proclamó en la celebración del vigésimo aniversario de la FAES. Aznar también consideró 'imprescindible' construir 'acuerdos esenciales en el terreno económico y social', además de 'reformar el consenso social y asegurar la sostenibilidad del Estado del bienestar'.

En su turno, el rey señaló que, gracias a la Constitución, España es una nación 'moderna y democrática capaz de integrar a todos' y que debía servir para 'seguir avanzando' y 'superar retos y dificultades siempre en este marco de libertad y concordia'.

Cascos y Acebes charlaron sobre sus vidas como ex secretarios generales

El acto contó con la asistencia de numerosos ex ministros del PP. Entre ellos destacaron Josep Piqué, Ana Palacio, Eduardo Serra, Ángel Acebes, Francisco Álvarez-Cascos... Estos dos últimos charlaron sobre sus vidas como ex secretarios generales.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre y el alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, acudieron acompañados por sus dos lugartenientes: Ignacio González y Manuel Cobo. Todos, por un día, enterraron el hacha de guerra.

Pero no se vio a Rajoy por ningún lado. El debate sobre la Ley de Economía Sostenible le retuvo en el Congreso. En su representación estaban la secretaria general, María Dolores de Cospedal, la responsable de organización, Ana Mato, y el de política territorial, Javier Arenas.

En los corrillos se podía ver a Miguel Blesa, presidente de Caja Madrid, al ex presidente del PP catalán, Daniel Sirera, y a la del vasco, María San Gil. Aquello comenzó a parecerse a la serie Cuéntame al ver desfilar a varios de los miembros del gabinete aznarista como Pío Cabanillas, Alfredo Timermans, Alfonso Nasarre o RamónGil-Casares.