Público
Público

Aznar considera que el PP da pasos positivos para un país al que se ha hecho mucho daño

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El expresidente José María Aznar dijo hoy que los primeros pasos del Partido Popular en el Gobierno son "positivos" para lograr la recuperación de un país sobre el que "no existe ninguna maldición", pero al que se le ha hecho "mucho daño", y pidió apoyos para las elecciones autonómicas.

En una reunión con unos cuatrocientos seguidores del Partido Popular español en EEUU, Aznar recibió las llaves de la localidad de Coral Gables, en las inmediaciones de Miami (Florida), y animó a los asistentes a votar en los próximos comicios autonómicos de Andalucía y Asturias.

"Tenemos una grandísima representación política. Cuando uno mira el mapa de España prácticamente todo se ve azul (color del PP) y espero que haya dos próximas (comunidades) de color azul: Asturias y Andalucía", dijo el expresidente, quien aseguró conocer a Javier Arenas "desde que era niño".

Ahora, Arenas está, en su opinión, "en la edad óptima para ser un buen presidente de Andalucía", una comunidad que, "30 años después, no puede seguir siendo la campeona del desempleo", al tiempo que la candidata en Asturias, Mercedes Fernández, es una mujer "muy capaz y muy inteligente" para darle "una estabilidad y nuevos horizontes" a esa autonomía.

En su opinión, el cambio político que se produjo en España tras las últimas elecciones generales era "absolutamente imprescindible para sacar al país del agujero en que algunos le han metido" y al que "se la hecho mucho daño".

"Cada vez que los socialistas gobiernan dejan el país hecho una ruina", afirmó el presidente de honor del PP. "Nunca nadie ha hecho tanto daño en tan poco tiempo", añadió tras hacer referencia al actual déficit del 8,5 %, frente al superávit que dejó el Gobierno popular, a los números rojos de la Seguridad Social y al desempleo, que "supera el 22 % y vamos camino de los seis millones de parados".

Se trata de "unas cifras dramáticas", afirmó, que "son una demostración palpable de la magnitud y dureza de la situación que se ha creado en nuestro país".

Es "una herencia muy complicada y con un panorama general de recesión económica", reconoció Aznar, quien, aunque dijo no ser "un optimista antropológico", defendió que "podemos salir de esta" si se toman "las buenas decisiones".

Aznar aseguró sentirse "reconfortado" de ver que el inicio del PP en el Gobierno "es positivo": se está discutiendo una buena reforma laboral", algo necesario en un país que "tiene un 50 % de jóvenes que están en el desempleo".

"Ahora España es un país de emigrantes: hoy los jóvenes españoles están pensando dónde se pueden ir, no como consecuencia de la globalización, sino porque no tienen dónde mirar dentro", lamentó.

La reforma del sistema financiero y laboral y el recorte de gastos en las administraciones "son reformas de contenido estructural extraordinario" y "muy importantes para el futuro para el país", aseguró Aznar.

El expresidente insistió en que hay que hacer "un esfuerzo muy grande" y ajustar las cuentas públicas "para no vivir por encima de nuestras posibilidades. Tenemos que hacer un país mantenible y sostenible", como base para "crear una sociedad competitiva y crear empleo".

En ese sentido criticó que el Gobierno socialista derogara en 2005 la ley de estabilidad presupuestaria "de una manera absurda y ridícula", lo que produjo "una explosión de déficit que nos ha conducido a los desequilibrios actuales".

"Por eso, la responsabilidad que tiene el PP hoy es pareja a la dimensión del éxito que ha tenido. Gobernamos mucho; nunca hemos mandado en tantos sitios, pero nunca nadie ha tenido tanta responsabilidad", aseguró el exdirigente.

Durante su intervención Aznar también se dirigió a la cuantiosa comunidad cubana de Miami y aseguró que para Cuba quiere "lo que siempre hemos querido para España: democracia y libertad", algo que fue recibido con un fuerte aplauso de los asistentes.