Publicado: 06.11.2013 14:39 |Actualizado: 06.11.2013 14:39

Aznar critica el "bajo" tono de la campaña de Rajoy en las elecciones de 2004

El expresidente del Gobierno en su segundo libro de memorias, 'El compromiso del poder', se queja de que el PP no solicitaran su presencia en las campañas de Catalunya y País Vasco.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El expresidente del Gobierno José María Aznar critica en su segundo libro de memorias el "bajo" tono de la campaña electoral de 2004, en la que Mariano Rajoy perdió por primera vez contra José Luis Rodríguez Zapatero. Antes de los atentados del 11 de marzo, ya pensó que el PP "perdía gas", que las cosas no iban "bien" y que se podía "hacer más". También se queja de que no se contara con él para ir al País Vasco ni a Cataluña.

Así lo asegura en el segundo volumen de sus memorias, El compromiso del poder (editado por Planeta), que presentará este jueves en Madrid junto con el el exministro y actual presidente del Círculo de Economía, José Piqué, y el exsecretario general de Comisiones Obreras José María Fidalgo. En principio, en la agenda de Rajoy no figura acudir a esta presentación, según fuentes del Ejecutivo.

Aznar incluye en la obra unos diarios de lo que hizo en cada uno de esos días de campaña. "Estoy preocupado por cómo van las cosas. Creo que perdemos gas. Los sondeos así lo reflejan, pero eso me importa poco", asegura en una anotación de los días 6 y 7 de marzo de 2004.

El expresidente lamenta a renglón seguido que en esa campaña no se expliquen "los activos de los ocho años" de Gobierno, que tampoco se hable de "la necesidad de la mayoría" y que se diga "poco" de economía. "En Catalunya literalmente no se hace nada; como me temía, nos hemos quedado sin mensaje", apostilla.

También se queja de que en esa campaña no le organizaran actos en Catalunya y País Vasco. "No me han pedido que vaya al País Vasco, ni a Catalunya, ni prácticamente a ningún sitio. ¿Habrán sido tan malos los ocho años? Particularmente doloroso me resulta lo del País Vasco, pero todo es cuestión de acostumbrarse. Simplemente equivocado me parece lo de Cataluña, donde cuidar a los nuestros es el trabajo que se tendría que hacer allí", señaló.

Aznar critica duramente la "actitud lamentable de PSOE e IU en la calle" en los días posteriores a los atentados. "Sea como sea, la historia está ahí y tengo asumido que si perdemos es por mi culpa, y si ganamos, a pesar mío", afirma, para añadir después: "Todo ha sido planificado por una mente implacable y diabólica, sin tiempo a las reacciones ni a nada".

El expresidente carga duramente contra las intervenciones de Zapatero tras su victoria electoral, en especial el discurso de investidura, donde a su juicio, "no importa lo que se piense sino el talante", algo que ve como "la nueva majadería de lo progre correcto".