Público
Público

Aznar cuestiona la utilidad del G-8 y del G-20

Para el expresidente del Gobierno estos foros son "mecanismos formales, de adorno sin capacidad de decisión"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El expresidente del Gobierno José María Aznar cuestionó este miércoles el funcionamiento de organismos económicos multilaterales como el G8 y el G20, pues, a su juicio, resultan 'mecanismos formales, de adorno' y sin 'capacidad de decisión'.

En estos términos se expresó el presidente de FAES durante el acto de clausura de unas jornadas, organizadas por la Fundación que dirige, sobre la evolución y el futuro de América Latina.

Para dar contexto al papel que el continente juega ahora en el mundo globalizado, Aznar resaltó los cambios que se han obrado en las relaciones estratégicas durante los últimos 20 años, y así, aseguró que 'la principal potencia, Norteamérica, ya no es la misma que la que era'.

Se ha debido a la emergencia de países como China, India o Brasil, que además han alterado la utilidad de organismos como el G8, que une a las principales potencias industriales del mundo, y el G20, en el que se encuentra España. Para Aznar, son foros 'formales, de adorno y no decisorios' por 'la contraposición de intereses de las partes'.

Las palabras del expresidente se producen en el día en que la Unión Europea afronta una de sus reuniones más determinantes , porque de ella dependerá la viabilidad del euro y de la economía de la zona, siempre y cuando se superen las diferencias entre las naciones, en especial Alemania y Francia. Pero más allá de Europa, según Aznar, el mundo 'asiste a uno de los momentos más relevantes', sobre todo por 'la explosión de las clases medias' en esos países emergentes.

'La consolidación de las clases medias', añadió, 'resulta crucial para la prosperidad de los países, y mientras eso sucede efectivamente en América Latina, en otros —no citó a los de Europa— tiene lugar lo contrario, 'el encogimiento' de ese estrato social.

'Algunos de los factores de prosperidad inducidos por las clases medias durante décadas, ahora están desapareciendo para convertirse en elementos de regresión social', destacó.

Hay que tener en cuenta, además, el desarrollo del mundo islámico, que 'ha estallado' con la primavera árabe, si bien, como reconoció, pesan aún muchas incertidumbres. 'Como todas las primaveras, el mundo árabe desembocará en el verano, pero no todos los veranos son iguales', advirtió el presidente de honor del PP.

En su opinión, otra amenaza es la del terrorismo de origen islámico, al igual que la que supone la proliferación nuclear, principalmente por la apuesta que está haciendo Irán en este sentido.