Público
Público

Aznar dice que Zapatero tiene la "obligación moral" de reformar el mercado de trabajo

Critica la "política necia" de prescindir de las centrales nucleares

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex presidente del Gobierno y presidente de la fundación Faes, José María Aznar, ha asegurado que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero tiene la 'obligación moral' de reformar el mercado de trabajo.

'Quedarse sólo en subvencionar el paro es la peor política social, porque esto no combate el desempleo; simplemente lo enquista', dijo. Por ello, propuso más flexibilidad laboral y criticó las medidas tomadas por Zapatero para afrontar la crisis.

Para él, el camino para salir de la crisis es rebajar impuestos y reducir el gasto público, y puso como ejemplo las políticas que se están llevando a cabo en Alemania. Aznar afirmó que el problema llega cuando los gobiernos no siguen el 'camino marcado' para superar la crisis.

También ha lamentado que actualmente haya 'demasiados' líderes 'light o descafeinados' en Europa y, en cambio, 'demasiado pocos' dispuestos a afrontar las reformas que requiere la Unión Europea.

Asimismo, Aznar ha defendido que Afganistán 'no puede ni debe caer en manos de los talibanes', porque ello sería 'una tragedia de consecuencias incalculables para la estabilidad del mundo', y ha abogado por ser contundentes con el régimen iraní.

También ha insistido en censurar al Gobierno español por no contar con los 'disidentes' en su política frente a Cuba, y ha opinado que el comportamiento del Ejecutivo español frente a la 'dictadura' cubana debería 'avergonzar a los españoles a poco tiempo de iniciarse la presidencia española de la UE'.

El presidente de FAES ha abogado asimismo por no modificar la postura de la UE frente a Cuba y ha hecho un alegato en favor de la libertad económica.

Por otra parte, ha defendido 'modernizar' el sistema actual de bienestar para dar mayor capacidad de decisión a los ciudadanos y ha opinado que prescindir de las nucleares para comprar energía a Francia es una 'política necia', 'no porque sean (centrales) francesas, sino porque es una tontería', ha añadido.