Público
Público

Aznar exige el fin del embargo a Cuba para favorecer la democracia en la isla

El ex presidente del Gobierno afirma que el embargo "es un error y siempre lo fue" y señala que sólo sirve para dar la razón a Castro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ex presidente del Gobierno José María Aznar afirmó hoy que el embargo comercial a Cuba 'debe terminar' para favorecer 'el avance hacia la democracia' en la isla, ya que 'es un error y siempre lo fue' que sólo sirve para alimentar los argumentos del régimen de los hermanos Fidel y Raúl Castro.

Aznar hizo estas declaraciones durante su participación en la presentación del libro La última batalla de la Guerra Fría, que ha escrito el cubano Carlos Alberto Montaner y que ha editado la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES).

'Voy a decir dos cosas que para mí son muy claras. Primero, Cuba es un fracaso económico porque es comunista. Segundo, el denominado embargo es un error, siempre lo fue, y debe terminar. Creo que la apertura y la libertad de comercio favorecen el avance hacia la democracia', dijo.

Aznar aseguró que el propio Fidel Castro le reconoció en una conversación privada mantenida en 1998 que su gobierno necesitaba el embargo comercial 'para esta generación y la siguiente'.

Por eso, el presidente de la Fundación FAES dijo haber estado 'siempre' en contra del embargo por ser 'un error que da un argumento falaz a quienes apoyan este régimen despótico desde fuera' para culpar a EEUU de la precaria situación que padecen los ciudadanos.

Aznar aseveró, sin embargo, que la pobreza de Cuba no es culpa del embargo, sino únicamente del régimen de los hermanos Castro y del populismo que 'dinamita el avance de la democracia y la libertad y está empobreciendo los países que lo padecen'.

Aznar advirtió de que la precaria salud de Fidel Castro y los recientes cambios políticos que su hermano Raúl ha llevado a cabo esta misma semana deberían facilitar la transición a la democracia en Cuba, pero no se puede pensar automáticamente que el cambio está a punto de llegar.

A su juicio, actualmente corren 'el riesgo de caer en el engaño' quienes consideren que el baile de ministros es un paso hacia la democracia, ya que 'de momento, lamentablemente, no es así'. 'En Cuba, hasta ahora, no ha cambiado nada sustancial. Sólo algunas caras. El cambio llegará cuando cambie el régimen, no sólo las personas. El cambio empezará cuando la libertad, la democracia y la confianza sustituyan a la opresión y el miedo', dijo.

Aznar manifestó que 'las purgas han sido siempre seña de identidad de todos los regímenes comunistas y nunca marcaron el inicio de ningún verdadero cambio', por lo que la destitución de Felipe Pérez Roque y Carlos Lage Dávila no puede interpretarse como un gesto de apertura de la dictadura cubana.

'La verdadera transición en Cuba empezará cuando los cubanos recuperen el protagonismo político y social. Y la Cuba democrática que nazca de esta transición ha de ser la que ellos deseen', añadió.