Público
Público

BAA, propiedad del grupo Ferrovial, pone a la venta el aeropuerto londinense de Gatwick

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El gestor aeroportuario británico BAA, propiedad del grupo español Ferrovial, ha puesto a la venta el aeropuerto londinense de Gatwick, después de que el informe inicial de la Comisión de Competencia (CC) abogase por la venta de tres de sus aeropuertos.

"Hemos decidido iniciar el proceso de venta de Gatwick de forma inmediata", afirmó hoy el consejero delegado de BAA, Colin Matthews, en una comunicación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En su informe provisional, que será definitivo y vinculante en febrero o marzo de 2009, cuando finalice el proceso de alegaciones, la CC anunció el pasado 20 de agosto que BAA tendría que vender dos aeropuertos en Londres (Gatwick y Stansted) y uno en Escocia (Edimburgo o Glasgow).

Matthews señaló que el aeropuerto de Gatwick, el segundo mayor del Reino Unido, ha sido durante mucho tiempo "una importante y valiosa" parte de BAA y que esta decisión, que no se ha tomado "a la ligera", acabará con la "incertidumbre".

El máximo dirigente de la compañía reiteró su desacuerdo con el dictamen provisional de la CC y adelantó que el gestor "continuará defendiendo" su posición.

Respecto a Stansted, la compañía considera que un cambio de propiedad interferirá en el proceso de aprobación para la construcción de una segunda pista y que las soluciones propuestas retrasarán el aumento de capacidad en el sureste de Inglaterra.

Por ello, Matthews señaló que la mejora del servicio no depende sólo del trabajo de BAA, sino también de que se tomen las decisiones "adecuadas" sobre aumento de la capacidad y regulación del sector.

El informe provisional de la CC señaló que "hay problemas de competencia" en cada uno de los siete aeropuertos de BAA (Heathrow, Gatwick, Stansted y Southampton, en Inglaterra, y Glasgow, Edimburgo y Aberdeen, en Escocia).

El regulador aseguró que la propiedad común de los aeropuertos de Edimburgo y Glasgow y la de los tres de Londres impide la competencia entre ellos, y añadió que la venta de algunos activos aumentará los incentivos para invertir en ellos.

No obstante, Competencia afirmó ser consciente de que la capacidad no podrá aumentar en Stansted hasta 2015 y en Heathrow antes de 2020.

En cuanto a la eventual venta de más aeropuertos, Matthews señaló esta semana en un encuentro en Londres con periodistas que "llevará un tiempo" y que "no será rápido ni fácil".

Así, el máximo dirigente de la compañía aseguró que llevaría "al menos un año" poder venderlos.

Este plazo es considerablemente superior al estimado previamente por el máximo dirigente de la investigación de la CC, Christopher Clarke, quien el pasado 20 de agosto afirmó que la venta "no es tan difícil" y que se podría hacer "en seis o siete meses".

Por su parte, el consejero delegado de la división de aeropuertos de Ferrovial, Íñigo Meirás, adelantó en el mismo encuentro que Ferrovial recurrirá, casi con toda probabilidad, la decisión final de la CC.

"Me atrevo a decir que siempre habrá una apelación", indicó Meirás, quien aclaró que se puede apelar todas o sólo parte de las eventuales exigencias de venta.

"Es razonable pensar que si nos obligan a vender los tres, apelemos", añadió.

Una vez que la CC emita su informe final, las partes implicadas pueden recurrir al Tribunal de Apelación de la Competencia, órgano totalmente independiente de la Comisión de la Competencia.