Público
Público

Bachelet aboga por más mujeres soldados para acabar con la violencia sexual

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La directora ejecutiva de ONU-Mujeres, Michelle Bachelet, cree que debe haber más mujeres soldados en las fuerzas de mantenimiento de la paz en lugares de conflicto para ayudar a poner fin al creciente fenómeno de la violencia sexual como arma de guerra.

"Debe haber más mujeres soldados en todas partes. Nosotros siempre llamamos a los países a que envíen a más mujeres a sus fuerzas militares, pero el problema es que no hay muchas", señaló Bachelet en una conferencia de prensa en Ginebra.

"Nosotros animamos a los países a que desplieguen más unidades de mujeres", insistió, porque de ese modo muchas de las víctimas se sienten, además, más cómodas para denunciar abusos.

La responsable de la agencia de la ONU para las mujeres hablaba acerca del creciente problema de la violencia sexual contra las mujeres en los conflictos armados, y dijo que la primera medida para poner fin a esta cruel práctica debe ser la prevención mediante la educación.

"La prevención debe empezar con la educación de los hombres. Todavía recuerdo una escena de una película en la que están juzgando a un soldado acusado de numerosas violaciones y que le dice al tribunal: Toda mi vida me han enseñado que las mujeres no valen nada, entonces, ¿por qué no voy a violarlas?", afirmó la ex presidenta chilena.

Por ello, la oficina de Bachelet impulsa programas de educación en el seno de las fuerzas de mantenimiento de la paz, así como para "trabajar en contra de los estereotipos" mediante "entrenamientos específicos" en este terreno.

Ello no solo es aplicable a los casos en que los propios soldados de paz se han convertido en verdugos y violadores de las mujeres a las que debían proteger, un aspecto sobre el que "desde hace unos años ya se aplica la tolerancia 0".

También cree Bachelet que el hecho de "ver a mujeres de uniforme y con armas en la mano, eso envía un mensaje muy fuerte".

Otro aspecto en el que está trabajando su agencia es el de "evitar las situaciones de riesgo", es decir, mejorar las condiciones en aquellos lugares de las zonas de conflicto donde hay más posibilidades de que las mujeres sean violadas.

"Conocemos esas situaciones, como son por ejemplo los campamentos de refugiados y desplazados. Entre las medidas que promovemos están las de instalar más iluminación y más vigilancia en las zonas de letrinas, otro de los lugares más peligrosos en ese aspecto", señaló.

También se trabaja para mejorar las comunicaciones y la tecnología en las zonas de conflicto, de manera que las mujeres tengan más posibilidades de denunciar.