Público
Público

Bachelet pide calma a los electores chilenos en las generales del domingo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, llamó el viernes a la calma y la participación en las elecciones presidenciales y parlamentarias del próximo domingo, a las que estan convocados mas de ocho millones de chilenos.

En estas elecciones se elegira un un nuevo presidente de la República, la mitad del Senado, de 38 miembros, y la totalidad de la Cámara de Diputados, de 120 escaños.

Todos los centros de votación están desde la madrugada del viernes custodiados por efectivos de las Fuerzas Armadas y de Carabineros (policía militarizada).

La presidenta Michelle Bachelet, quien visitó el centro de prensa de los comicios instalado en el Centro Cultural "Estación Mapocho", de Santiago, pidió a sus compatriotas "tranquilidad y colaboración" durante la jornada del domingo.

"Quisiera llamar a votar con la tranquilidad que es habitual en nuestro país y también pedir a los electores que colaboren con los efectivos de Fuerzas Armadas y de Orden y Seguridad, para que todo funcione muy bien en cada centro de votación", añadió.

También emplazó a los electores a cooperar con los vocales de las mesas electorales, "para que la votación y el escrutinio se desarrolle en orden y con garantías para todos los sectores".

Según la gobernante chilena, hasta el momento la campaña "se ha desarrollado con entera normalidad, de acuerdo con lo establecido por la Constitución y las leyes, salvo incidentes menores".

En la elección presidencial, si bien el candidato de la oposición derechista Sebastián Piñera es el favorito de las encuestas, las mismas encuestas señalan también que es muy poco probable que obtenga la mayoría absoluta el domingo, lo que forzará la celebración de una segunda vuelta, el próximo 17 de enero.

El más probable rival de Piñera en esa instancia, siempre según los sondeos, será el ex presidente y candidato de la coalición oficialista Eduardo Frei Ruiz-Tagle, aunque se prevé también una alta votación para el independiente Marco Enríquez-Ominami.

Estos tres candidatos y el cuarto en liza -Jorge Arrate, de la izquierda extraparlamentaria- cerraron sus campañas la noche del jueves, ocasión en que Piñera abundó en su discurso de "cambio" y el senador Frei aceptó una invitación de Arrate para hacer un frente común para la segunda vuelta "que impida el triunfo de la derecha".

Enríquez-Ominami reiteró, en tanto, que su candidatura es la única que representa la verdadera renovación dentro del progresismo.

En cuanto a las parlamentarias, las encuestas y los analistas coinciden en que, salvo leves variaciones, se mantendrá el equilibrio que existente desde 1990 entre el oficialismo y la derecha, y la gran novedad sería el regreso del Partido Comunista al Poder Legislativo, del que está ausente desde 1973.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, quien viajó a Santiago para participar en las elecciones, comentó que para la comunidad internacional "no es un tema fundamental quién es elegido en Chile".

Aunque admitió que esta elección ha despertado más interés porque se ve más reñida, Insulza aseguró que Chile "va a tener una continuidad económica, y en alguna medida, política también".

En Madrid la Federación de Asociaciones Chilenas en España (FEDACHES) convocó para el domingo una votación simbólica en varias ciudades a fin de exigir el voto de los chilenos en el exterior.

La votación tendrá lugar en Madrid, Valencia, Málaga y San Sebastián, dijo a Efe la secretaria de FEDACHES, Nélida Molina, que añadió que hay previstos actos similares en otros países europeos, como Francia, Bélgica, Austria, Holanda y Alemania.

Los chilenos en el exterior, que se calculan en cerca de un millón, no pueden votar. Los proyectos que el Gobierno ha impulsado en este sentido han fracasado por la oposición de la derecha.