Público
Público

La baja de Steve Jobs pesa sobre una edición de MacWorld falta de alicientes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La feria MacWorld, esperada cita anual de productos y servicios para sistemas Macintosh, comienza oficialmente hoy marcada por la baja del consejero delegado de Apple, Steve Jobs, y pocos alicientes de novedades tecnológicas.

Jobs, que confirmó hoy que padece problemas de salud debido a un desequilibrio hormonal, delegará por primera vez su discurso en esta conferencia informática y será sustituido mañana por el responsable de marketing de la compañía, Phillip Schiller.

La falta de la cabeza visible de Apple y el anuncio hecho por la dirección de la empresa en diciembre de que dejará de participar en las futuras ediciones de MacWorld por motivos estratégicos ha rebajado, en gran medida, el interés que suele suscitar la feria en cuanto a lanzamientos de nuevos dispositivos se refiere.

Es de esperar, no obstante, que Schiller dé a conocer las cifras de ventas del iPhone de segunda generación, presentado en 2008, y adelante alguno de los planes de Apple para el año recién estrenado.

Los rumores que circulan por los foros y los portales de Internet especializados apostaron en gran medida porque la empresa californiana con base en Cupertino, San Francisco, desvelará mejoras en sus productos, más que sorprender con nuevos artilugios.

El analista de Brian Marshall, citado por Bloomberg señaló en esa dirección e indicó que Apple mostrará las actualizaciones de los ordenadores de sobremesa iMac, junto con un renovado sistema operativo.

Pocos parecen confiar en revelaciones de última hora por parte de los creadores del mundo "i" (iPhone, iTunes, iPod), que en años anteriores esperaron a MacWorld para dar un golpe de efecto en el mercado, tal y como ocurrió en 2007 con su famoso teléfono de pantalla táctil o en 2008 con su diminuto portátil MacBook Air.

Apple adelantó la presentación de la segunda generación del iPhone al pasado mes de junio, en la Conferencia Mundial de Desarrolladores celebrada en San Francisco, y anunció que irá reduciendo su participación en ferias internacionales porque se han convertido en una forma menor de llegar a sus clientes.

Se especula con que la compañía sustituirá en el futuro los eventos del sector tecnológico por citas organizadas por la propia empresa para presentar sus adelantos.

Entre la variada lista de novedades que podría llevar Apple a MacWorld, según se barajó en la red, se encontraría una importante reducción del precio del iPhone, debido a la rebaja de los costes, e incluso el posible alumbramiento del iPhone Nano, una versión más reducida de este dispositivo.

En 2009, Apple tendrá que buscar medidas para encarar la crisis económica y la recesión que vive la primera potencia del mundo, una situación que ya ha afectado tanto a sus ventas como a sus acciones.

La cotización en bolsa de sus activos cedió un 44,5 por ciento en los últimos seis meses, si bien en el cómputo general de 2008 subieron un 10,5 por ciento.

Según los datos de la empresa de estudios de mercado NPD Group, la comercialización de los ordenadores Mac de sobremesa cayó un 35 por ciento entre noviembre de 2007 y el mismo período de 2008, lo que supuso un revés para Apple.

La empresa informática había disfrutado hasta la fecha de una fuerte demanda con una estrategia centrada en competir en diseño y calidad sin entrar directamente en la guerra de precios.

No obstante, Steve Jobs aseguró el pasado mes de octubre que su compañía no tenía previsto rebajar los precios de venta de los Mac, cuyo negocio supone el 46 por ciento de los ingresos de Apple.