Público
Público

Bajan las órdenes de protección pese a duplicarse las denuncias en Andalucía

El balance en Andalucía en los últimos cuatro años también refleja un aumento de las mujeres asesinadas: de 13 a 17

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las denuncias presentadas en Andalucía por maltrato machista en 2010 subieron un 3% con respecto al año anterior y casi se duplicaron en cuatro años: desde las 14.977 registradas en 2007 frente a las 27.693 de 2010, según el tercer Informe Anual sobre Violencia de Género. Sin embargo, a pesar de este incremento, las órdenes de protección no sólo no aumentaron sino que incluso se redujeron en el mismo periodo un 10%: desde las 4.829 concedidas en 2007 a las 4.335 otorgadas el pasado año –en 2009 alcanzaron las 5.287–.

'Las órdenes dependen de la decisión de los jueces en función de la denuncia y la valoración del riesgo', argumentó la consejera para la Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro, quien insiste en la importancia de la denuncia pero también en la necesidad de aumentar el control y aplicar con más frecuencia métodos de protección 'infrautilizados' como las pulseras de vigilancia. De los 3.000 brazaletes que fueron puestos a disposición de los juzgados en julio de 2009, sólo se han instalado 1.185 (218 en Andalucía), según los últimos datos del Gobierno.

Según el balance final de 2010, el número de mujeres asesinadas ascendió a 17 –lo que supone también un incremento con respecto a los últimos años: 13 en 2007, 9 en 2008 y 14 en 2009. De las asesinadas el pasado año, sólo tres habían denunciado y sólo dos tenían una medida de protección en vigor. Este año, la cifra de mujeres muertas a manos de sus parejas o exparejas asciende ya a 13 de las 52 en toda España –la última, ayer en Girona–. De todas ellas, sólo 14 habían denunciado y sólo siete tenían una medida de protección en vigor, según los últimos datos de la Secretaría de Igualdad.

El balance anual que ha aprobado el Consejo de Gobierno andaluz para remitir al Parlamento también ofrece datos positivos y refleja, según la Junta, su apuesta por la lucha contra esta lacra. Así, el pasado año, las medidas puestas en marcha por el Gobierno andaluz para la recuperación integral de las víctimas, supusieron la inserción laboral de 440 mujeres y la concesión de ayudas económicas a 179 personas afectadas por la violencia.

La Junta destinó el pasado año 32,3 millones de euros al desarrollo de la Ley contra la Violencia de Género, un 5% más que en 2009. Más de la mitad del gasto se dedicó a la protección y atención a las víctimas, con medidas en educación, empleo, salud, justicia, igualdad y bienestar social.