Público
Público

Bakíev, reelegido presidente de Kirguizistán con el 76,43 por ciento de los votos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de Kirguizistán, Kurmanbek Bakíev, fue reelegido con el 76,43 por ciento de los votos en las elecciones celebradas el pasado jueves, según los datos oficiales definitivos dados a conocer hoy por la Comisión Electoral Central (CEC).

"A favor de Kubrambek Bakíev votaron más de 1.700.000 electores", precisó Toktogul Sultakéyev, miembro de la CEC, según informó desde Biskek, la capital de esa antigua república soviética en Asia Central, la agencia rusa RIA-Nóvosti.

El principal rival de Bakíev, el ex primer ministro y abanderado del Movimiento Popular Unido, Azlambek Atambáyev, obtuvo el 8,39 por ciento de los sufragios.

La oposición kirguís se niega a reconocer los resultados de los comicios y ha convocado manifestaciones de protesta para el próximo miércoles a fin de reclamar nuevas elecciones.

En plena jornada de votación, dos de los seis candidatos, el opositor Atambáyev y el independiente Zhenishbek Nazaralíev, anunciaron que se retiraban de la carrera electoral por considerar amañados los comicios.

La CEC tachó de "ilegal" la renuncia de los dos candidatos durante la votación, pues la ley electoral permite retirar la candidatura sólo hasta tres días antes de los comicios.

Según un informe preliminar de la misión de observadores de la Asamblea Parlamentaria de la Organización para la Cooperación y Seguridad en Europa (OSCE) y la Oficina para el Desarrollo de Instituciones Democráticas (ODIHR), los comicios no cumplieron los estándares de ese organismo.

"Lamentablemente, estas elecciones no mostraron el progreso que esperábamos y nuevamente no alcanzaron estándares clave a los que Kirguizistán se comprometió como Estado miembro de la OSCE", dijo la jefa de la misión de la ODIHR, la macedonia Radmila Sekerinska.

Por su parte, el jefe de la misión de observadores de la Asamblea Parlamentaria de la OSCE, Consiglio Di Nino, expresó que si bien se percibió "cierto pluralismo político y una sociedad civil activa", todo esto se vio socavado por un "terreno de juego desigual".

Mientras, los observadores de la postsoviética Comunidad de Estados Independientes (CEI) declararon que las elecciones fueron "libres y transparentes" y que durante su celebración "se observaron los derechos y libertades constitucionales de los ciudadanos".

En los comicios, celebrados un día laborable, participó el 79,38 por ciento del censo, cifrado en cerca de 2,9 millones de electores.