Publicado: 20.06.2014 11:33 |Actualizado: 20.06.2014 11:33

Los baleares y melillenses, los más satisfechos con su vida, los gallegos los que menos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los ciudadanos de Baleares y los de Navarra, además de los de Melilla, son los que mejor valoración dan a su vida, mientras que los de Castilla-León y Andalucía y sobre todo los de Galicia son los que dan una nota media más baja.

Esa es una de las conclusiones del Módulo de Bienestar de la Encuesta de Condiciones de Vida que hoy publica el Instituto Nacional de Estadística (INE), que muestra que los españoles dan una nota media a sus vidas de 6,9 puntos sobre 10. Le otorgan sin embargo le otorgan un sonado suspenso a su confianza en el sistema político (1,9) y judicial (3,1) y un aprobado raspado (5,4) a la que depositan en la policía. La satisfacción de los ciudadanos con la situación económica también aprueba, pero sólo con 5,8 puntos sobre diez, y mejora la relativa a la vivienda (7,3) y la que tienen con las áreas recreativas o verdes en la zona (6,6).

Respecto al tiempo libre el grado de satisfacción recibe 6,6 puntos mientras que la satisfacción de los encuestados con su trabajo actual roza el notable con un 6,9. Además, los españoles confían bastante en la mayor parte de las personas (6,3) y están bastante satisfechos con la relaciones personales, a las que le otorgan un 7,8.

Por encima de esa media están las valoraciones de los baleares y melillenses (7,3); la de los navarros (7,2); la de los catalanes, vascos y valencianos (7,1), y la de los aragoneses, asturianos, madrileños, riojanos y castellanomanchegos (7,0).

Una nota de 6,9 le dan los canarios y los murcianos y, ya por debajo de la media, los extremeños y cántabros se quedan en un 6,8, los andaluces en un 6,7, los castellanoleoneses en un 6,5 y los gallegos sólo en un 6,1.

Los navarros son quienes muestran una mejor opinión de la situación económica (6,6), seguidos por los asturianos (6,3) y los vascos (6,2), mientras que los gallegos sólo dan una nota del (5,2) y los murcianos de 5,3. En Balares es donde mejor nota se da a la vivienda (7,7), una décima más que en Navarra y dos más que en Asturias, Comunidad Valenciana y el País Vasco. Por contra, los gallegos (6,8) son los menos satisfechos, con los ceutíes (6,9) a continuación.

En cuanto al trabajo actual, las mejores evaluaciones son las de Melilla (7,7), Ceuta (7,4) y Baleares (7,3) y las peores las de Galicia (6,4) y Castilla y León (6,6). Catalunya y Madrid no destacan en ninguno de los apartados, pero por comparación, los catalanes se muestran más satisfechos con su vida pero desconfían más de las instituciones.

Los ceutíes le dan una nota de 8,4 a sus relaciones personales y los extremeños, murcianos, valencianos, aragoneses y baleares le dan un 8. En el extremo contrario, los gallegos le dan un 7,2 y los castellanoleoneses un 7,4.

También analiza la encuesta la confianza de los ciudadanos en el sistema político (1,9), en el judicial (3,1), en la policía (5,4) y en las demás personas (6,3).Quienes ven mejor el sistema político son los canarios (2,7) y murcianos (2,6) y quienes son más críticos son los gallegos y los cántabros (1,5).

El sistema judicial lo califican los murcianos con un 3,7 y los melillenses con un 3,6 y en el extremo contrario los gallegos (2,5) y los aragoneses, andaluces y vascos (2,8). En cuanto a la policía, quienes más confianza muestran son los riojanos (6,0), seguidos por asturianos y baleares (5,9). En el extremo contrario, la confianza de los vascos sólo llega al 4,7.

Es mayor la confianza en las demás personas, sobre todo en Navarra (6,8), Cantabria (6,7) y La Rioja (6,6); mientras que Galicia arroja también en esta categoría el peor resultado (5,6), seguida por Canarias (5,7). El último valor estudiado en la encuesta es el de la seguridad, para lo que se ha preguntado a las personas si se sienten o no seguras volviendo a casa solas por la noche.

Quienes más seguros se sienten son los cántabros (88,1 %), seguidos por los baleares (87,6 %) y los riojanos (85,8 %). En el extremo contrario, los ceutíes (70,0 %) y los madrileños (70,6 %).