Público
Público

Ban anuncia el nombramiento de Christopher Ross como enviado especial en Sahara

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, anunció hoy el nombramiento de Christopher Ross como nuevo enviado especial para el Sahara Occidental, con la misión de reanudar el diálogo entre Marruecos y el Frente Polisario.

La portavoz de la ONU, Michele Montás, detalló que Ban informó hoy al Consejo de Seguridad de su intención de nombrar al diplomático estadounidense en sustitución del holandés Peter Van Walsum, a quien el secretario general decidió el pasado agosto no renovar en el cargo.

"Ross trabajará con las partes y los países vecinos sobre la base de la resolución del Consejo de Seguridad 1.813, así como con las anteriores, aprovechando el progreso logrado hasta la fecha en la búsqueda de una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable, que logre la autodeterminación del pueblo saharaui", señaló la portavoz.

De 65 años, Ross es un diplomático con una larga carrera dentro del Departamento de Estado de EE.UU., con puestos de embajador en Argelia y Siria, además de ser uno de los responsables de la campaña lanzada por Washington en 2003 para mejorar la imagen del país en el mundo árabe.

El anuncio del nombramiento del nuevo mediador se produce unos cuatro meses después de que su nombre se filtrara como el del elegido por Ban para sustituir a Van Walsum.

El secretario general tuvo que retrasar la confirmación del nombramiento hasta asegurarse de que su candidato contaba con el respaldo de las partes involucradas en el conflicto por la soberanía de la ex colonia española.

La República Árabe Saharaui Democrática (RASD) aceptó el pasado octubre públicamente el nombramiento de Ross y acusó a Marruecos de retrasar su visto bueno para presionar a la ONU para que el nuevo enviado suscribiera el punto de vista de Van Walsum sobre la resolución de la disputa.

El diplomático holandés desató una dura polémica con el Polisario el pasado abril al afirmar que la independencia del Sahara Occidental no era "una opción realista" debido a la falta de presión internacional sobre Marruecos para que termine con la ocupación del territorio.

Tras esas declaraciones, que el presidente de la RASD, Mohamed Abdelaziz, calificó en su día de "puñalada por la espalda al proceso de paz", los saharauis rechazaron retomar las negociaciones con Marruecos auspiciadas por la ONU mientras el holandés continuase en el cargo.

El visto bueno de Rabat al nombramiento de Ross se produjo finalmente el pasado 19 de diciembre, cuando el Gobierno marroquí aseguró que no lo rechazaba, pero que le preocupaba cuál será su misión como nuevo enviado especial.

Marruecos y el independentista Frente Polisario celebraron el pasado marzo en Manhasset, en las afueras de Nueva York, una última ronda de negociaciones, la cuarta desde que reanudaron en junio de 2007 los contactos directos, sin conseguir que se acercaran las posiciones.

Marruecos sostiene que la única salida aceptable al conflicto por la soberanía de la ex colonia española es su plan de celebrar un referéndum de autonomía en el territorio.