Público
Público

Ban dice que las irregularidades en Haití son "más serias" de lo que la ONU pensaba

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, aseguró hoy que las irregularidades en las elecciones de Haití del pasado domingo son "más serias" de lo que pensaba el organismo, por lo que pidió diálogo a los partidos políticos para evitar una crisis mayor.

"Aunque cierta violencia y desorden no son un hecho excepcional en las jornadas electorales en Haití, las irregularidades ahora parecen más serias de lo que originalmente creíamos", dijo Ban en una reunión de la Asamblea General de Naciones Unidas sobre la situación en el país caribeño.

El máximo responsable del organismo no especificó la naturaleza de las irregularidades que supuestamente han ocurrido en las elecciones presidenciales y legislativas haitianas, que por otra parte han recibido el aval de la misión de observación conjunta de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Comunidad del Caribe (Caricom).

En cambio, indicó que cualesquiera que sean las quejas, todas las fuerzas políticas deben evitar la violencia e iniciar un diálogo para hallar "una solución haitiana a estos problemas".

"Todos los implicados deben respetar, y que se les perciba que respeten, el marco legal. Los líderes políticos deben anteponer el interés nacional a sus ambiciones personales y partidistas", resaltó Ban, quien advirtió de que una mayor inestabilidad dificultaría la lucha contra la epidemia de cólera que afecta al país.

En ese sentido, recordó que los disturbios en plena campaña electoral en Cabo Haitiano el mes pasado causaron un aumento del número de fallecidos.

La tensión ha ido en aumento en el país esta semana después de que varios candidatos pidieran la anulación de los comicios por fraude, lo que no ha detenido el recuento que lleva a cabo el Consejo Electoral Provisional (CEP) y su intención de anunciar los resultados el próximo 7 de diciembre.

En su intervención, el secretario general también abordó la situación de la epidemia de cólera y señaló que la ONU calcula que el número de muertes y de infecciones es el doble del que muestran las cifras oficiales, que sitúan en más de 1.800 los muertos y en cerca de 81.000 los casos de cólera.

Al mismo tiempo, indicó que la atención médica que se ofrece a los enfermos ha conseguido disminuir la tasa de mortalidad del 7,6 por ciento al 3,6 por ciento.

De todos modos, insistió que la comunidad internacional debe redoblar su asistencia al país antillano para poder contener una epidemia que se calcula llegará a afectar a 650.000 personas en los próximos seis meses.

Ban indicó que se necesitan 350 médicos, 2.000 enfermeras y 2.200 asistentes en los próximos tres meses para que se sumen a los 300 profesionales de la brigada médica cubana que combaten desde octubre este brote epidémico.

Asimismo, lamentó que la ONU sólo haya recibido hasta la fecha el 20 por ciento de los 164 millones de dólares que solicitó el mes pasado para hacer frente al cólera en Haití.

Los numerosos países que intervinieron en la reunión reiteraron su compromiso con las labores humanitarias que se llevan a cabo en Haití, tanto en lo que hace referencia al cólera como a la reconstrucción tras el terremoto del pasado enero y los daños causados por el huracán "Tomás".

Al igual que otras delegaciones, el embajador de España ante la ONU, Juan Pablo de Laiglesia, señaló que hay que evitar que las irregularidades que empañaron la jornada electoral se reproduzcan y que se mantenga la limpieza del proceso electoral para asegurar la estabilidad del país.

"Hacemos un llamamiento a todas las fuerzas políticas haitianas para que den prueba de su liderazgo y madurez política y permitan que el proceso electoral proporcione un gobierno estable y eficiente que pueda hacer frente a los serios desafíos que implica la reconstrucción del país", agregó el diplomático español.