Público
Público

Ban insta escuchar "el llamamiento del mundo" a un alto el fuego en Gaza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, instó hoy al Gobierno de Israel y al movimiento islámico Hamás a escuchar "el llamamiento del mundo" a que declaren un alto el fuego en el conflicto que los enfrenta en Gaza.

"Quiero subrayar de la manera más firme posible el llamamiento del mundo a un alto el fuego inmediato que sea respetado por todas las partes", aseguró Ban en una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de la ONU.

El secretario general identificó la "irresponsabilidad" mostrada por Hamás y la ofensiva "desproporcionada" de Israel como los responsables del conflicto.

Ban instó a poner fin de inmediato al lanzamiento de cohetes de Hamás contra el sur de Israel y al bombardeo israelí del territorio palestino, que se ha cobrado la vida de cerca de 400 palestinos.

El máximo responsable de la ONU fue el primer orador en la reunión de urgencia convocada hoy por el Consejo de Seguridad de la ONU para discutir la situación en Oriente Medio.

La citan fue convocada a petición de Egipto y Libia después de que la Liga Árabe, reunida en El Cairo, exigiera al máximo órgano de la ONU que actúe para detener el bombardeo israelí de Gaza.

Libia tiene previsto presentar un proyecto de resolución en el que se insta a poner fin a la violencia en el territorio palestino, tal como solicitó el Consejo de Seguridad en una declaración el pasado 27 de diciembre.

Ban dijo sentirse "molesto" por el hecho de que las dos partes hayan ignorado la declaración del Consejo y sigan adelante con las acciones violentas.

Aseguró que la población civil, el tejido social de Gaza, el futuro del proceso de paz, la estabilidad de la región y la buena voluntad entre los pueblos del mundo están en juego en este conflicto.

"Todo esto está atrapado entre la irresponsabilidad de Hamás demostrada en el lanzamiento indiscriminado de cohetes y la operación militar sin proporción de Israel", indicó.

Ban afirmó que condena de la misma forma las acciones de los militantes palestinos como "el uso excesivo de la fuerza por parte de Israel".

Describió como "aterradoras" las circunstancias en las que viven los habitantes del territorio palestino, que sufren un intenso bombardeo que ha dañado la infraestructura de Hamás y, también, a mezquitas, edificios gubernamentales, residencias privadas y negocios.

También recordó que la población del sur de Israel vive bajo la amenaza de los cohetes y morteros que desde Gaza lanzan los milicianos palestinos, y que desde el pasado sábado se han cobrado la vida de cuatro israelíes.

"La población civil es la que se está llevando la peor parte en esta escalada y la comunidad internacional debe actuar de manera rápida y decisiva para poner fin a su sufrimiento", insistió.