Público
Público

Ban Ki-moon condena el mortal ataque suicida en una mezquita de Pakistán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó "en los términos más enérgicos" el mortal ataque suicida perpetrado hoy en un mezquita de Pakistán, en el que murieron 45 personas y más de 80 resultaron heridas

En declaraciones a la prensa en la sede del citado organismo, el portavoz de la ONU, Farhan Haq, subrayó que el secretario general está "horrorizado por este deliberado ataque contra un lugar de culto durante el mes sagrado musulmán del Ramadán y por el supuesto uso de un adolescente para perpetrarlo".

El funcionario añadió que el secretario general "extiende sus sentidas condolencias a las familias de las víctimas y al Gobierno" de Islamabad, al tiempo que recordó que Naciones Unidas mantiene su apoyo a Pakistán "en sus esfuerzos para combatir el azote del terrorismo".

El ataque tuvo lugar en una mezquita repleta de fieles en la zona de Jamrud, en las afueras de Peshawar, capital de la provincia noroccidental de Khyber-Pakhtunkhwa, y a pocos kilómetros de la frontera afgana, una zona controlada por grupos talibanes y redes criminales.

Al parecer, un suicida irrumpió en la mezquita de Al Medina a través de una ventana durante la oración e hizo estallar la carga explosiva que portaba.

El atentado tiene lugar días después de que las tribus de Jamrud negaran la entrada a los talibanes, según el canal de televisión local Express, que asegura que el atacante tenía entre 15 y 16 años.

En esta provincia se halla el principal paso terrestre que une Pakistán con Afganistán y por el que transita el grueso de los suministros para las fuerzas internacionales desplegadas en el país vecino.

A causa de su valor estratégico, el área está plagado de grupos talibanes y bandas criminales que luchan por imponerse y lucrarse del comercio.

Sin embargo, también es escenario de tensiones sectarias y de guerras intestinas entre diferentes organizaciones islamistas radicales.

A ello se suma que, desde hace unas semanas, el Ejército pakistaní lleva a cabo una operación contra los integristas en la vecina región tribal de Kurram.