Público
Público

Ban Ki-Moon insta a mejorar las condiciones de los emigrantes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario general de la ONU, Ban-Ki Moon, instó hoy en Atenas a los gobiernos del mundo a trazar una política que mejore las condiciones de los emigrantes ante el aumento de su flujo, ocasionado por la crisis económica y el cambio climático.

Ban comentó esta postura en la inauguración del Tercer Foro Global sobre la Emigración y el Desarrollo (FGMD) en presencia del gobierno griego y más de 500 delegados oficiales y de la sociedad civil, que debatirán entre hoy y mañana asuntos relacionados con la emigración.

"Debemos cooperar para el desarrollo de directrices de apoyo y medidas para el beneficio de los emigrantes", dijo

Ban Ki-Moon declaró que gracia a los foros celebrados en Bruselas y en Manila en 2007 y 2008, bajo el auspicio de la ONU, "la actuación sobre el terreno está cambiando, y junto con la sociedad civil, se ha contribuido a reducir la pobreza y la falta de igualdad, y a alcanzar los objetivos de desarrollo del milenio".

Subrayó que actualmente hay 214 millones de emigrantes en el mundo y que la emigración "ayuda a las sociedades a mejorar" debido a que esa población aporta ingresos a los países de origen y llena espacios de trabajo en los países de destino.

Advirtió de los peligros de tensión social, discriminación y odio hacia los emigrantes y subrayó que la importancia de la emigración no se ha entendido aún ni sus derechos son completamente respetados.

El primer ministro griego, Giorgos Papandreu, declaró que ante la conferencia de la ONU sobre el cambio climático que se celebrará en diciembre en Copenhague hay que tener en cuenta que ese cambio "no sólo afecta el medio ambiente, sino que recae sobre millones de personas y nos exige la necesidad de regular la migración".

Añadió que la humanidad "está llamada a manejar en forma humanitaria y en todo el planeta la cuestión de la emigración y a solucionar las epidemias, el cambio climático y la crisis energética y económica".

Ban Ki Moon, tras subrayar los aspectos positivos de la emigración, expresó su esperanza de que las dos jornadas de este foro contribuirán a un mejor entendimiento del fenómeno y abogó por "tolerancia cero" contra la explotación de la mujer.

En el foro, expertos de 130 países discutirán en mesas redondas fórmulas para aprovechar la emigración en pro del desarrollo, así como la integración de los emigrantes en las sociedad y la cooperación entre gobiernos sobre este fenómeno y el efecto de la crisis económica mundial en el flujo migratorio.