Público
Público

Ban Ki-moon reitera su llamamiento a Israel para que levante el bloqueo a Gaza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, reiteró ayer el llamamiento del organismo mundial a Israel para que levante el bloqueo al que está sometida la franja palestina de Gaza desde hace más de dos años.

"El Gobierno de Israel debería permitir sin impedimentos el acceso a Gaza de asistencia humanitaria y bienes no humanitarios necesarios para la reconstrucción de propiedades e infraestructura", aseguró Ban en un informe a la Asamblea General de la ONU sobre la situación de los derechos humanos en los territorios palestinos ocupados.

La ofensiva militar israelí contra Hamás de diciembre y enero pasados, unido al cierre de los puntos fronterizos, han causado una grave crisis en la prestación de servicios públicos básicos, como la disponibilidad de agua potable, según el secretario general.

Ban recordó que el Ejército israelí impide el paso de casi todos los materiales que no sean alimentos, medicinas y ciertos aparatos industriales o eléctricos.

"Estas duras restricciones, junto a una casi total prohibición de las exportaciones, ha tenido un efecto devastador en la economía de Gaza. El bloqueo también ha dificultado severamente el ejercicio de los derechos económicos, sociales, culturales, así como políticos y civiles", afirmó.

El informe también recoge las denuncias de adolescentes palestinos que aseguran haber sido maltratados a manos de soldados israelíes mientras estaban detenidos.

Cita en concreto un caso documentado por la oficina de la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, en el que un muchacho de 14 años del pueblo de Qatanna arrestado en marzo por lanzar piedras fue supuestamente abofeteado, esposado y le vendaron los ojos mientras lo trasladaba a una base militar.

El adolescente aseguró que le dejaron las manos moradas a causa de las esposas y lo interrogaron durante cuatro horas, durante las que fue agredido en unas 40 ocasiones.

Ban recordó que todas las partes en este conflicto deben respetar escrupulosamente sus obligaciones de acuerdo al derecho internacional humanitario y a los derechos humanos.

También instó a Israel a poner fin a los desalojos y demoliciones de viviendas palestinas en Jerusalén Este y otros puntos de Cisjordania hasta que se aplique el reglamento urbanístico de una manera "no discriminatoria".

"A las víctimas de los desalojos se les debe dar la posibilidad de recibir compensaciones y se deben poner fin inmediatamente a las demoliciones punitivas", agregó.

Solo entre enero y julio pasados, un total de 194 personas fueron expulsadas de sus viviendas en Jerusalén Este a causa del derribo de sus hogares, según el documento.

Además, la ONU calcula que hay otras 1.500 órdenes de demolición de las autoridades israelíes pendientes de ser ejecutadas.