Público
Público

Ban Ki-moon se reúne con Marruecos sobre Haidar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, realizó el viernes un intento de resolver el estancamiento entre España y Marruecos respecto a la huelga de hambre de la activista saharaui Aminatu Haidar al abordar el tema con el ministro de Exteriores marroquí.

El secretario general había telefonado el jueves al ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y propuso lo que el portavoz de la ONU, Martin Nesirky, calificó de "posibles pasos para resolver la situación". Nesirky no quiso dar más detalles.

Aminatu Haidar, de 43 años, lleva en huelga de hambre en el aeropuerto de Lanzarote casi cuatro semanas, desde que las autoridades marroquíes la expulsaron de El Aaiún, donde regresaba procedente de Nueva York.

Su huelga de hambre ha tensado las relaciones entre España y Marruecos, país que se anexionó la mayor parte de la ex colonia española en 1975. El futuro del territorio es el tema central de las estancadas negociaciones encabezadas por la ONU entre Marruecos y el Frente Polisario.

Las autoridades de la ONU dijeron que Ban había expresado su honda preocupación por la salud de la activista al ministro marroquí Taieb Fassi Fihri.

Tras reunirse con Ban, Fihri dio pocos detalles de la conversación, pero dijo a los periodistas que había decidido "que mantendrá contacto y que cada una de las partes evaluará lo que la otra tenga que decir".

Fihri acusó a Haidar de "chantaje" y dijo que la huelga de hambre estaba destinada a desviar la atención de la negativa del Polisario a profundizar las conversaciones sobre el Sáhara Occidental.

"No es una situación humanitaria, es una decisión política para evitar negociaciones", dijo. "Todos los partidos políticos (marroquíes) estuvieron de acuerdo con que no podemos aceptar el chantaje", añadió.

SALUD DETERIORADA

Marruecos ha ofrecido autonomía al territorio, rico en fosfatos, pero el Polisario quiere un referéndum entre sus habitantes que incluya la opción de la plena independencia. Ambas partes han rechazado ceder en sus posiciones en las conversaciones, cuyo comienzo se remonta a 2007.

Un médico dijo el sábado que la salud de Haidar estaba a punto de entrar en un deterioro irreversible que podría matarla aunque abandone la huelga de hambre. El Partido Socialista le ha pedido que deje la huelga de hambre.

Marruecos se niega a dejar a Haidar entrar en El Aaiún a menos que prometa lealtad al jefe de Estado, el rey Mohamed VI.

La abogada de Haidar ha dicho que el pasaporte marroquí que la activista llevaba le fue confiscado en el aeropuerto de la capital del Sáhara cuando ella dijo que tenía la nacionalidad marroquí, mientras que Marruecos sostiene que renunció a la ciudadanía marroquí sin presión de las autoridades.

"Tenemos normas para entrar en Marruecos. Nuestro territorio y la población tienen que guardar coherencia con estas normas", dijo Fihri.

Haidar ha acusado a España de violar sus derechos humanos al permitir a Marruecos enviarla a Lanzarote, y ha rechazado las ofertas de recibir el estatus de refugiada y un pasaporte español.

En Washington, el Departamento de Estado dijo el viernes que la secretaria de Estado Hillary Clinton había hablado con Fihri sobre la salud de Haidar y que probablemente expresaría también su preocupación cuando se reúna con Moratinos el lunes.

La huelga de hambre "lleva varias semanas y esa es, creo, nuestra primera preocupación", dijo el portavoz Ian Kelly.

la situación en la que ella se encuentra", añadió Kelly, que dijo que no creía que Estados Unidos fuera a jugar ningún papel mediador.