Público
Público

Ban pide a los países que pasen de las promesas a los hechos en la responsabilidad de protección

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió a los países que conviertan en hechos su promesa de 2005 de ejercer la responsabilidad de proteger a la población para evitar el genocidio, los crímenes de guerra, la limpieza étnica u otros delitos contra la humanidad.

"Ha llegado el momento de que hagan realidad su promesa de llevar a la práctica la responsabilidad de proteger", dijo hoy Ban, al empezar los debates de la Asamblea General sobre ese aspecto de los derechos humanos.

Los países de la Organización de Naciones Unidas (ONU) acordaron en 2005 asumir "la responsabilidad de proteger" que tiene la comunidad internacional para evitar genocidio u otros crímenes de guerra o contra la humanidad.

Ese principio hace que los Estados sean responsables de proteger a su población del genocidio y de otros abusos de los derechos humanos fundamentales.

"Ese compromiso universal e irrevocable se hizo al más alto nivel. Ahora lo que hay que hacer es llevar ese compromiso histórico ante los pueblos de todo el mundo", agregó Ban al presentar ante la Asamblea General un informe al respecto.

La obligación de proteger compete primordialmente a cada Estado.

El debate se centra en torno a las medidas a adoptar a través del Consejo de Seguridad de la ONU, el máximo órgano de decisión de la institución, cuando el gobierno de un país en cuestión no protege a su población de esos delitos.

Ban subraya en su informe que la responsabilidad de proteger debe situarse bajo el paraguas de Naciones Unidas y dentro de su Carta constitutiva.

"Al desarrollar estrategias, estándares y procesos totalmente de Naciones Unidas para implementar la responsabilidad de proteger, podemos desanimar a Estados y grupos de Estados para que no usen este principio con propósitos inapropiados", señaló.

Para el máximo responsable de la ONU, la prevención debe ser la prioridad principal, y le debe competir en primer lugar a los grupos subregionales y regionales.

También señaló que la acción militar es el "último recurso, no el primero y sólo debe tomarse de acuerdo con las provisiones de la Carta" de Naciones Unidas.

Agregó que en relación a la responsabilidad de proteger, "los grupos armados y los actores no estatales deben responder a las mismas normas que los Estados en el territorio bajo su control".