Público
Público

Ban viaja hoy al Oriente Medio para intensificar la diplomacia en favor del alto el fuego

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, emprende hoy un viaje a Oriente Medio para intensificar la diplomacia en favor de un alto el fuego en Gaza y de que las agencias humanitarias puedan entrar a la franja para asistir a los palestinos en situación desesperada.

Ban inicia este viaje por Oriente Medio "frustrado y preocupado" por la negativa del Gobierno de Israel y del movimiento radical palestino Hamás a acatar la resolución 1.860 del Consejo de Seguridad de la ONU para poner fin a la violencia en la Franja de Gaza y responder al clamor internacional en ese mismo sentido.

El propósito de este viaje de casi una semana de duración es apremiar a los líderes de la región para lograr que las dos partes acepten deponer las armas y negociar una solución duradera a un conflicto que hoy entra en su jornada 18 y que ya ha causado la muerte de 920 palestinos y 13 israelíes.

La primera escala del viaje del máximo responsable de la ONU es El Cairo, en donde mañana se reunirá con el presidente de Egipto, Hosni Mubarak, y el secretario general de la Liga Árabe, Amro Musa.

De allí Ban se desplazará a Amán, la capital jordana, para entrevistarse con el rey Abdalá II, que ha respaldado públicamente la iniciativa de Mubarak para lograr un alto el fuego en Gaza, el territorio palestino sobre el que Israel inició una ofensiva militar el pasado 27 de diciembre.

La iniciativa egipcia de paz incluye, entre otros aspectos, la apertura de las fronteras entre Israel y Gaza, así como la entrada de la asistencia humanitaria y la protección de la población en la franja.

Además, prevé el reforzamiento de la seguridad en las fronteras y propiciar la unión entre los dos territorios palestinos, Gaza y Cisjordania, bajo el control de los rivales Hamás y Al Fatah, respectivamente.

El 15 de enero Ban tiene previsto visitar Tel Aviv y Jerusalén para reunirse con el primer ministro de Israel, Ehud Olmert, y los ministros de Exteriores, Tzipi Livni, y de Defensa, Ehud Barak.

Posteriormente se desplazará a Ramala para encontrarse con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, y el primer ministro Salam Fayad, pero no irá a Gaza debido al conflicto.

El secretario general de la ONU ya ha aclarado que su único contacto por el lado palestino en este viaje será con los dirigentes de la ANP, que considera "las autoridades apropiadas", pero dijo que confiaba en que Gobiernos como el sirio, que mantienen contactos con Hamás, influyan en la actuación del movimiento islamista.

"Hamás debe poner fin a los lanzamientos (de cohetes hacia Israel) y pensar en el futuro de los palestinos", recalcó.

Los siguientes desplazamientos del responsable de la ONU en esa conflictiva región serán Turquía, Líbano, Siria y Kuwait, en cuya capital la Liga Árabe celebrará una cumbre el 19 y 20 de enero.

Ban aseguró el lunes que desde la adopción de la resolución 1.860 ha realizado una diplomacia intensiva con numerosos contactos telefónicos con líderes árabes y europeos, así como con los Gobiernos estadounidense e israelí.

"Mi mensaje es simple, directo y va al grano: paren los combates. A las dos partes, les digo: Paren ya", afirmó el máximo responsable de Naciones Unidas.

El Consejo de Seguridad de la ONU adoptó el pasado jueves la resolución 1.860, que es de obligado cumplimiento para las dos partes, que se resisten a detener sus acciones, pese a que negocian por separado con Egipto las condiciones de una posible tregua.

Esa resolución fue aprobada con el voto de catorce de los miembros del máximo órgano de decisiones de la ONU y con la abstención de Estados Unidos.

"Espero que las partes que se están reuniendo en El Cairo cumplan con lo que les corresponde, que como mínimo significa que los milicianos de Hamás detengan el lanzamiento de cohetes y la retirada de las fuerzas israelíes de Gaza", apuntó.