Publicado: 06.11.2013 12:06 |Actualizado: 06.11.2013 12:06

La banca puede absorber hasta 28.600 millones en números rojos

El Banco de España calcula que las entidades tendrá que provisionar otros 5.000 millones por las refinanciaciones de los préstamos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las entidades financieras españolas cuentan con una capacidad de absorción de pérdidas que supera en 28.600 millones de euros a los números rojos esperados en el peor de los escenarios descrito por el Banco de España hasta 2015 en su análisis para medir la solvencia de la banca. En el último informe de estabilidad financiera, el supervisor facilita estos datos sobre el ejercicio de análisis prospectivo de la sensibilidad de la solvencia de la banca española ante diferentes escenarios macroeconómicos.

La entidad que dirige Luis María Linde  ha realizado un análisis prospectivo del sector para 2013-2015 que muestra que las entidades son capaces de absorber con holgura el posible deterioro de su cartera de créditos y activos adjudicados incluso en un escenario económico adverso. Según las prospecciones del banco central hechas públicas este miércoles, las pérdidas de la cartera de créditos y activos adjudicados podrían sumar 160.900 millones de euros entre 2013 y 2015. Frente a este deterioro, el sector financiero cuenta con un colchón de 189.500 millones de euros compuesto por provisiones ya existentes (116.700 millones), beneficios previstos (70.700 millones) y los esquemas de protección de activos (2.100 millones).

El Banco de España subraya que en dicho ejercicio, realizado sobre un total de 15 entidades, el resultado muestra una posición de solvencia en 2015 "bastante confortable". De hecho, estima que el ratio de capital de máxima calidad alcanzaría el 11,3% en dos años en el escenario base y se quedaría en un mínimo del 10,2% en el adverso. El organismo liderado por Luis María Linde aclara que la metodología utilizada en este ejercicio no permite estimar con precisión la posición prospectiva de solvencia de cada banco. Aún así, pone de manifiesto que el análisis muestra que todas las entidades superarían "con holgura" los mínimos regulatorios, incluso en el escenario adverso.

Además, el último informe de estabilidad financiera estima que la banca española tendrá que realizar provisiones adicionales por un importe cercano a los 5.000 millones ante los nuevos criterios sobre crédito refinanciado. Dicha cifra, según los primeros resultados provisionales recibidos el pasado 15 de septiembre con datos a marzo de este año, coincide con la adelantada en octubre por el Gobierno, que rebajó así los 10.000 millones en provisiones adicionales que se estimaron en un principio.

Eso sí, el regulador financiero subraya que esta cifra podría estar sujeta a cambios derivados de la segunda fase del proceso de revisión de refinanciaciones, pues la banca remitió los definitivos el pasado 30 de septiembre. El supervisor aclara que estas provisiones serán asumibles por las entidades en sus cuentas de pérdidas y ganancias. Tras los nuevos criterios de reclasifiación para homogeneizar estas carteras, el Banco de España calcula que el importe de activos normales dentro de refinanciaciones pasaría de los 73.557 millones a 48.193 millones, lo que elevaría los dudosos desde los 71.660 millones a los 92.224 millones.