Público
Público

La banca apoya la propuesta del PSOE de ampliación gratuita del plazo de las hipotecas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno anunció hoy que, si gana las elecciones, las familias que tengan problemas para pagar sus hipotecas podrán ampliar gratuitamente los plazos para abonarlas y así reducir el importe de las cuotas, medida que fue criticada por el PP y bienvenida por la Asociación Española de Banca (AEB).

El anuncio del Gobierno lo hizo el vicepresidente económico y número dos de la candidatura del PSOE por Madrid, Pedro Solbes, en un coloquio con empresarios de Castilla-La Mancha celebrado en Ciudad Real.

Según el ministro de Economía y Hacienda, la ampliación del pago de las hipotecas, junto a la reducción de 400 euros en el IRPF, "aliviará" los pagos mensuales, aunque no concretó qué porcentaje de endeudamiento necesitará una familia para poder acceder a esta ventaja.

Posteriormente, en una entrevista en el programa "Las mañanas" de Cuatro, precisó que la medida irá destinada a los supuestos que sean "realmente de necesidad" y que aún hay que "delimitar" las circunstancias "específicas" por las que se ayudará a las familias.

Esto pasa por negociar los términos con los notarios, los registradores y los bancos, explicó.

No obstante, indicó que, como ministro de Hacienda, intentará que el Estado "asuma lo menos posible" del coste y que sobre todo la iniciativa irá dirigida a las familias que tienen hipotecas con tipos de interés variable que "puedan haber ido demasiado lejos" por la subida del precio del dinero.

Según cálculos del Ministerio de Economía, el coste medio de la ampliación gratuita de plazo de amortización sería de unos 1.000 euros.

Fuentes socialistas informaron de que el Gobierno lleva ya tiempo estudiando con los bancos la aplicación de dicha ampliación, concretamente desde que se detectaron los primeros síntomas de que había una cierta desaceleración en el sector de la construcción.

De momento no se puede calcular el número de familias que podrán beneficiarse de la propuesta hasta que no se determinen las variables a tener en cuenta, aunque la más determinante será el porcentaje de la renta que la familia destina al pago del préstamo, según el PSOE.

Para Solbes los más afectados por el encarecimiento del precio del dinero son los que firmaron sus hipotecas después de 2003, cuando los tipos de interés estaban más bajos históricamente.

Desde el PP, el coordinador del programa electoral, Juan Costa, mostró su sorpresa porque sea ahora -el próximo 9 de marzo se celebran elecciones generales- cuando Solbes se preocupa por el endeudamiento de las familias.

Costa acusó a Solbes de no haber hecho "nada" por las familias en los últimos cuatro años.

Además, calificó de "sorprendente" que en una campaña electoral se plantee una medida que tiene que negociar, "proponer y supeditar al compromiso de las entidades financieras y del resto de los agentes que participan en el mercado hipotecario".

Costa aprovechó para recordar que en el programa de su partido ya hay medidas para reducir o eliminar los costes que suponen las modificaciones de las hipotecas.

La que sí se mostró a favor de la propuesta socialista fue la Asociación Española de Banca (AEB), que aseguró apoyar todo lo que sea "facilitar" la vida a los ciudadanos para que paguen sus hipotecas.

Un portavoz de la AEB declaró a EFE que los bancos prefieren renegociarlas antes que acudir a medidas más drásticas, entre las que se incluye el embargo de la vivienda.

En declaraciones a EFE, el portavoz de la organización Facua-Consumidores en Acción, Rubén Sánchez, consideró "insuficiente" la propuesta socialista y sostuvo que lo que necesitan los ciudadanos es un paquete de medidas "más completo" y "valiente" que imponga regulaciones a la banca, como el derecho a postergar las cuotas o la eliminación de las comisiones de cancelación y subrogación.