Publicado: 12.12.2013 14:06 |Actualizado: 12.12.2013 14:06

La banca atrapada en Pescanova, dispuesta a inyectar 45 millones en la filial de Chile

Los responsables de la multinacional gallega creen que el futuro de la compañía depende de mantener su filial suramericana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La banca atrapada en Pescanova está dispuesta a estudiar el plan de viabilidad de Pesca Chile y otorgar una línea de crédito de unos 62 millones de dólares (unos 45 millones de euros) con el fin de paralizar temporalmente la liquidación de su filial chilena, según han informado este jueves en fuentes conocedoras de la situación de la pesquera. En este sentido, han explicado que tanto Deloitte como la compañía y la banca están realizando las gestiones oportunas con el síndico Herman Chadwick, administrador concursal de la chilena, para frenar el proceso de venta, cuyas ofertas se darán a conocer este jueves en junta de acreedores, y "salvar" la filial chilena.

"Pescanova vale más con Chile que sin Chile, por lo que se están intensificado las gestiones para dejar en stand by la liquidación, con el compromiso de la banca de estudiar el plan de viabilidad de Chile y poner 45 millones de euros para 'levantar' el concurso", han subrayado las mismas fuentes, que han reconocido que "el tiempo apremia". De hecho, según han explicado, ya hubo un primer intento de frenar el proceso de venta, después de traspasar su 50% en su filial australiana a un grupo japonés por 29,5 millones de euros, operación que generó al grupo unas plusvalías de 17,9 millones de euros.

La intención era destinar lo embolsado por la compañía con esta operación a la filial chilena, algo a lo que la banca se opuso al considerar que los ingresos logrados debían destinarse a amortizar los 56 millones de euros que los bancos prestaron a Pescanova antes del verano. Se trata de cuestiones diferentes, según las mismas fuentes, que han insistido en que tanto el plan de viabilidad de PwC como las líneas maestras del futuro convenio de acreedores no contemplan el futuro de la compañía sin Chile.

Según informa este jueves El Faro de Vigo, que adelanta este posible crédito, Herman Chadwick, el administrador judicial de Pesca Chile, ha recibido esta semana las ofertas vinculantes para hacerse con las granjas acuícolas y los barcos. Se trata de los gigantes Marine Harvest (Noruega) y Cooke Aquaculture (Canadá), a las que se ha sumado también el fondo norteamericano Fidelity.

Mientras, el consejo de administración de Pescanova se reunirá previsiblemente la próxima semana para elegir la mejor oferta entre las dos ó tres que puedan ser "asumibles y viables", con las que se negociará con toda probabilidad una mejora económica, según han informado las mismas fuentes.

El consejo de la multinacional gallega analizó ayer las ofertas no vinculantes presentadas para salir adelante y evitar la liquidación, aunque parece que es la presentada por Damm y los fondos Luxempart, KKR y Ergon Capital la que que tiene más posibilidades de salir adelante. Junto al consorcio liderado por Demetrio Carceller se han presentado otras como las de los fondos Centerbridge, York Capital o Blue Crest, de las que pasarán a la siguiente criba "dos ó tres".

Una vez elegida la oferta idónea para inyectar entre 250 y 300 millones de euros a través de una operación acordeón (reducción a cero del capital y posterior ampliación), la gallega tendrá que convocar una junta de accionistas para dar el visto bueno a la operación.