Publicado: 16.07.2014 00:00 |Actualizado: 16.07.2014 00:00

La banca desconfía de la recuperación proclamada por el Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La idea de que España ha entrado en una fase de recuperación, lanzada desde el Gobierno, no parece haber calado entre los responsables de que fluya el crédito. Prueba de ello es que el saldo vivo de los préstamos concedidos a sus clientes por los seis grandes bancos españoles ha bajado un 7,5% desde hace un año.

Revertir la persistente caída del crédito fue uno de los principales pretextos del rescate del sistema financiero, para el que se movilizaron cuantiosos fondos públicos. Sin embargo, su volumen sigue estando muy por debajo, no ya del existente justo antes del estallido de la crisis, sino incluso del nivel de 2013.

La inversión crediticia de Santander, BBVA, Caixabank, Bankia, Popular y Sabadell suma 914.357 millones, frente a los 987.833 del ejercicio anterior. Eso significa que la gran banca ha retirado financiación a la economía española por un importe equivalente, en números redondos, al 7% del PIB en sólo doce meses.

El mayor descenso porcentual corresponde a Caixabank, la antigua Caixa, que a 31 de marzo (últimos datos disponibles en la CECA) tenía concedidos 190.884 millones en préstamos, un 12,6% menos que por las mismas fechas de 2013. Le sigue Bankia, que presenta un descenso del 10,6% en ese periodo, pese a ser propiedad del Estado desde su intervención por el FROB a mediados de 2012.

En cuanto a los bancos tradicionales, la información más reciente en poder de la patronal AEB, correspondiente al pasado mes de abril, revela un retroceso anual del 8,4% en el caso del BBVA. Eso no impide que la entidad siga ocupando el primer puesto del ránking por inversión crediticia, con 208.275 millones de euros.

El Santander, que le gana por otros conceptos, figura en la tercera plaza, con 187.097 millones de euros, cifra un 6% inferior a la registrada en abril de 2013. Ni siquiera la absorción de Banesto ha permitido que el Santander desplace al BBVA como mayor prestamista de España, siempre según datos de la AEB.

El único banco que ha aumentado su inversión crediticia es el Sabadell, con un crecimiento del 6,4%, hasta los 116.710 millones de euros. Su gran rival, el Popular, ha descendido, en cambio, un 8%, situándose en 94.223 millones.

Si en vez de los últimos doce meses se toma como referencia el acumulado de este año, los resultados son algo menos malos, pero queda de manifiesto que la concesión de préstamos continúa sin remontar. Para el conjunto de las seis principales entidades, el dato de 2014 (914.357 millones de euros) es prácticamente idéntico al de 2013 (913.231 millones), con una ínfima mejora del 0,1%.