Público
Público

La banca española vaticina un largo período de consolidación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Jesús Aguado

El sistema financiero español se enfrenta un largo período para culminar un proceso de concentración que en la actualidad está siendo protagonizado en una primera fase por las cajas de ahorros y que podría ser continuado de forma voluntaria por los bancos comerciales cotizados, dijo el jueves el presidente la Asociación Española Bancaria, Miguel Martín.

"El saneamiento no se consigue de la noche a la mañana, lo que se ha hecho ahora es iniciar el proceso, es simplemente el diseño de una reestructuración como ha reconocido el propio Banco de España, no la culminación de una proceso", manifestó Martín en un foro económico organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Martín se mostró convencido de que la consolidación del sistema financiero en España contribuirá a sanear el balance de las entidades y a la recuperación económica.

Por su parte, el vicepresidente de Santander, Matías Rodríguez Inciarte, dijo en este mismo foro que la clave y el sentido de la reestructuración del sistema financiero español pasaba necesariamente por la reducción de la sobrecapacidad instalada y la reducción de costes.

El presidente la patronal bancaria explicó además que para que culminaran con éxito los procesos de concentración era fundamental contar con la propia colaboración de las entidades "porque si no están convencidos ellos, se descarrilarán muchísimos proyectos", agregó.

En la actualidad se ha agilizado el proceso de consolidación entre las cajas, muchas de ellas con la solicitud de ayudas públicas, que podría dejar el número final de estas entidades en un número inferior a la veintena desde las 45 cajas de ahorros con las que se contaba antes del inicio de la crisis financiera internacional.

Las entidades financieras contaban hasta el 30 de junio para pedir ayudas.

BANCA EN CONSOLIDACIÓN SIN FROB

El presidente de la patronal bancaria destacó que los bancos españoles, a diferencia de muchas cajas, se embarcarían en un proceso de fusiones de carácter voluntario y sin apelación al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), como el que podrían protagonizar Sabadell y el Banco Guipuzcoano.

"La cosa buena del Guipuzcoano y Sabadell es que es voluntario y confirma que la bancos decidieron muy pronto en la crisis que ellos no iban a apelar a fondos públicos, sino a hacerlo con sus propios medios", dijo Martín.

Martín no dudó en reconocer que otros bancos españoles podrían seguir el camino de estas entidades para afrontar la caída del negocio bancario en España y los incrementos de las tasas de morosidad.

"Si otras entidades viesen que les convendría, no les quepa la menor duda que las llevarán a cabo porque han comprendido las causas de la crisis. Tomarán las medidas que consideren conveniente y no tendrán que ser llamados al orden por el Banco de España", aseguró el presidente de la patronal bancario.

TEST DE ESTRESS Y MERCADOS MAYORISTAS

Martín reiteró la postura de la AEB en favor de la publicación de las pruebas de resistencia de la banca española para despejar las incertidumbres de los mercados internacionales hacia el sistema financiero español y consideró "absolutamente necesario" que los mercados siguieran presentado a las entidades financieras españolas para apoyar el crecimiento de una economía muy dependiente de la financiación exterior.

"La AEB ha pedido siempre que las cuentas de la banca sean transparentes, ocultar las cosas no lleva a nada, no tiene ningún sentido y alimenta los rumores mal infundados con intenciones perversas. La transparencia siempre es buena cuesta lo que cueste", aseguró.

Los riesgos de la deuda soberana y las informaciones periodísticas alemana que apuntaban a que España podría hacer uso de un fondo de rescate europeo, desmentido por las autoridades españolas, para ayudar a las entidades financieras españolas introdujo cierto nerviosismo esta semana en los mercados.

"España no va a acudir al fondo (de rescate) porque no va a hacer falta", insistió Martín, que se mostró contrario a la introducción de una tasa a aquellos bancos que no hubieran solicitado ayudas públicas.

El vicepresidente de Santander alabó el anuncio del Banco de España de publicar las pruebas de resistencia de la banca española y se mostró convencido de que la mayoría de las entidades mostraría su fortaleza.