Público
Público

La banca extranjera levanta el veto a España

Las entidades sopesan inversiones y se abren en financiación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'¿En España? Olvídalo'. Esta era la respuesta que recibían los rastreadores de oportunidades inmobiliarias de bancos internacionales cuando informaban de algún hallazgo nacional a precio de ganga. Desde hace algunos meses, los fondos buitres, como se llama a aquellos fondos oportunistas que buscan provecho en tiempos de crisis, ya no vuelan solos y han dejado paso a un inversor más querido. Algunos bancos extranjeros están levantando el veto que había a las inversiones inmobiliarias en España, confirman desde dos de las principales consultoras inmobiliarias que operan en España, Aguirre Newman y CB Richard Ellis.

Este cambio de tendencia representa otro signo importante en el camino de la recuperación inmobiliaria que redundará en una mejora de la economía. Sin embargo, en el sector inmobiliario es unánime el diagnóstico de que las señales son tímidas y la recuperación aún está lejos.

La buena noticia no sólo es que los fondos de inversión inmobiliaria de la banca extranjera vuelvan a poner a España en su mapa, sino que estas entidades se están abriendo otra vez a financiar operaciones en el sector después de dos años de sequía extrema. 'Hemos detectado que algunos bancos extranjeros empiezan a considerar financiar adquisiciones en el mercado de oficinas', afirma Javier García Mateo, director de Análisis e Investigación de Mercados de Aguirre Newman.

Los fondos buitres ya no vuelan solos y han dejado paso a un inversor más querido

De hecho, ya hay una gran operación que respaldaría esto con hechos, ya que BBVA cerró el viernes la venta de 947 sucursales y oficinas por 1.154 millones al fondo de inversión inmobiliario de Deutsche Bank para luego alquilárselo, la fórmula sale & leaseback que puso de moda Banco Santander. Las dificultades de financiación han aplazado el acuerdo durante meses.

Con esta adquisición, la inversión en el mercado terciario (oficinas y centros comerciales) en España suma ya 3.000 millones en lo que va de año. CB Richard Ellis ya constató en un reciente informe que la actividad repuntó un 16% en el segundo trimestre con respecto al primero.

Una muestra más de que se reanima la inversión y de que muchos ciudadanos vuelven a preferir el mercado inmobiliario para invertir es que algunos pequeños inversores están comprando oficinas bancarias que luego las entidades les alquilan, con lo que logran una mayor rentabilidad que en los depósitos a plazo.