Publicado: 29.04.2014 08:45 |Actualizado: 29.04.2014 08:45

La banca gana cada vez más: los beneficios del Santander crecen un 8%, hasta los 1.300 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Banco Santander, el mayor banco de la eurozona, anunció el martes un aumento del 8% en el beneficio atribuible del primer trimestre de 2014 hasta alcanzar los 1.303 millones de euros. Por su parte, el beneficio antes de provisiones a marzo subió un 6,2% a 5.277 millones de euros frente a estimaciones de analistas de 4.898 millones de euros. En España, el beneficio registró un aumento del 24 por ciento hasta situarse en 251 millones y empezó a reflejar el cambio de tendencia visto a finales de 2013.

El grupo anunció un aumento del 0,9% en el margen de intereses (la diferencia entre lo que cobra por prestar y sus costes de financiación), hasta situarse en 6.992 millones de euros, frente a previsiones de 6.616 millones de euros.

En cuanto a la tasa de impagos, el grupo consolidado terminó los tres primeros meses del año con una tasa de mora del 5,52% frente al 5,61% registrado a diciembre. Sin embargo y a diferencia de Sabadell, Caixabank y de Bankia, la tasa de mora en España subió al 7,61% en marzo desde el 7,49%, en un país en el que la tasa de paro se situó en el 25,93% en términos de población activo a finales del primer trimestre.

Por su parte, en términos de capital la entidad cerró marzo con un ratio de solvencia Basilea III en aplicación del calendario gradual del 10,6% en un momento clave para la solvencia de las entidades en Europa que se enfrentan a un examen sobre la calidad de sus activos y pruebas de estrés. El consejero delegado del banco, Javier Marín, se mostró optimista sobre los resultados de las pruebas para Santander y señaló que la entidad saldría incluso "reforzada", dijo que preveía que la entidad cerrara 2014 con un core capital fully loaded (totalmente anticipado) por el mercado en términos de Basilea III del 9%.

Marín mostró su confianza en que la entidad aumente de forma "modesta" la concesión de crédito en España a cierre de este ejercicio, una vez que se consolide el "cambio de tendencia" experimentado en los primeros tres meses. El número dos de Emilio Botón apeló a la "prudencia" ante este "ligero cambio" en la evolución del crédito en España, si bien ha confiado en que esta tendencia de crecimiento se "afiance" a lo largo del ejercicio. En este sentido, subrayó el crecimiento cercano al 70% en las nuevas producciones en crédito hipotecario, así como el crecimiento en crédito al consumo, a empresas y a administraciones públicas.

Marín dijo que la entidad va a estudiar el proceso de venta de la nacionalizada Catalunya Banc con vistas a una posible inversión. "Lo vamos a mirar con el mismo interés que vamos a mirar todo lo demás", declaró. "Las otras veces alguno afinó más el lápiz que nosotros y a nosotros no nos salían las cuentas", dijo el ejecutivo en relación con la subasta de otras nacionalizadas adjudicadas a bancos competidores. El consejero delegado de la entidad aprovechó para manifestar su opinión de que España debe "rematar" la reestructuración de las antiguas cajas y "cerrar cuanto antes" la venta de Catalunya Banc.

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) reconoció recientemente que la venta de Catalunya Banc en su tercer intento tras dos tanteos que fracasaron en despertar el interés inversor estaba siendo objeto de revisión para sacar la mayor rentabilidad posible tras recibir ayudas públicas por más de 12.000 millones de euros. Una de las posibilidades que se manejan es la venta de la cartera hipotecaria por un importe bruto de 7.000 millones de euros, tal vez con avales estatales, que se sumaría a otros activos vendidos para hacer más rentable e interesante la venta.

De otro lado,  el consejero delegado del Santander evitó realizar una "autocrítica" sobre la imagen de la banca por la reincorporación del expresidente de Bankia Rodrigo Rato al consejo asesor internacional de la entidad. "Claro que hacemos autocrítica, pero no por Rato", ha sentenciado Marín en la rueda de prensa de resultados, para después valorar la experiencia y contactos de Rato. "Estamos encantados, es una ayuda y un lujo", ha sentenciado.

El consejero delegado de Santander atribuyó la mala imagen del sector financiero fundamentalmente a la inyección de ayuda pública a la cajas de ahorros. "La banca no ha recibido ni un euro", ha asegurado.

Santander sorprendió el martes a los mercados con la oferta para comprar el 25% de su filial brasileña que no controla por un valor de 4.686 millones de euros pagando con acciones propias, aprovechando un descenso de la acción superior al 45% desde la salida a bolsa de la unidad. La oferta, que no está condicionada a un nivel mínimo de aceptación, supone una prima del 20% sobre la última cotización, según el banco español. Las acciones propias que emitirá Santander para la operación cotizarán en Sao Paulo en forma de Brazilian Depositary Receipts (BDRs).

Según Santander, si acudiera la totalidad del capital de Santander Brasil a la oferta, la filial aportaría 500 millones de euros más en 2015, incrementando un 1,3 por ciento el BPA (beneficio por acción) en dicho año y un 1,1 por ciento en 2016. En términos de beneficio atribuido, el grupo dijo que la operación contribuiría a incrementar el beneficio en 2014 en un 2 por ciento y en un 7 por ciento tanto en 2015 como en 2016.

Javier Marín negó durante la presentación con analistas que esta transacción se pudiera trasladar a otros países en los que opera el banco. Santander Brasil salió a bolsa el 7 de octubre de 2009. La filial brasileña supone en torno a un quinta parte de la cuenta de resultados del banco; su beneficio cayó un 10,4% en el primer trimestre, sin tener en cuenta el efecto de tipo de cambio, hasta alcanzar los 364 millones de euros.