Publicado: 19.03.2014 13:13 |Actualizado: 19.03.2014 13:13

La banca nacionalizada devuelve un tercio de lo que invirtieron los preferentistas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La banca nacionalizada (Bankia, Novagalicia y Catalunya Caixa) ha devuelto más de 3.000 millones de euros a clientes que compraron participaciones preferentes y deuda subordinada y a los que el arbitraje les dio la razón. Supone un tercio de lo se invirtió en estos productos financieros complejos y de alto riesgo.

Según los datos de un informe remitido a la comisión de seguimiento de las participaciones preferentes, en concreto las tres entidades nacionalizadas devolverán 3.076 millones de euros gracias al arbitraje. Las cajas de ahorros que dieron lugar a Bankia, Novagalicia y Catalunya Caixa emitieron un total de 9.772 millones de euros en instrumentos híbridos de capital y de deuda subordinada, lo que se corresponde con un total de 534.150 clientes minoristas.

No han corrido la misma suerte miles de afectados, que habían invertido más de 3.500 millones en los mismos productos híbridos de estas entidades y cuyas solicitudes de arbitraje fueron rechazadas al entender que no hubo "mala praxis" en la venta.

Con la nacionalización y la entrada en pérdida de estos tres grupos, cientos de miles de pequeños ahorradores dejaron de recibir los intereses por sus productos híbridos, los cuales compraron en ocasiones creyendo que eran seguros y similares a un depósito. La posibilidad de recurrir a un arbitraje hizo que los titulares de unos 6.833 millones de euros, casi el 70% de la deuda emitida por las cajas de los tres grupos, solicitaran esta vía, alternativa a la judicial, más rápida y económica, para tratar de recuperar su dinero.

Al final, las entidades compensarán a buena parte de ellos, sin embargo se quedarán fuera del arbitraje clientes que invirtieron más de 3.604 millones en preferentes y deuda subordinada, lo que no quita para que acudan a la vía judicial o vendan las acciones que recibieron en el momento del canje de sus productos híbridos.

Según el informe, hay 19.512 demandas judiciales que se presentaron por la venta de preferentes equivalentes a un importe de 1.271 millones de euros. A 17 de enero se han resuelto 2.733 demandas, en primera instancia, por un importe global de 147 millones. Un 54% de sentencias resolvieron a favor del cliente, un 5% a favor de la entidad, y el resto corresponde a procedimientos judiciales en los que hubo un desistimiento por parte del cliente.

En enero de 2013, el PP y el PSOE llegaron a un acuerdo para dar salida a estos miles de afectados por las preferentes y decidieron crear una comisión parlamentaria de seguimiento para decidir el perfil de cliente que podía optar al arbitraje con el objetivo de recuperar el 100 % de su inversión. La comisión nació liderada por la presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Elvira Rodríguez, y en ella estaban responsables del Banco de España, Sanidad y Consumo, el Tesoro y las consejerías autonómicas que participaron en los arbitrajes y el Consejo de Consumidores y Usuarios.

El arbitraje nació especialmente para los afectados por las participaciones preferentes vendidas por las cajas integradas en Bankia, porque Novagalicia y Catalunya Caixa ya habían recurrido a esta medida.