Público
Público

La banca nacionalizada traspasa 37.109 millones del ladrillo tóxico

El banco malo prepara una gran venta de promociones inmobiliarias en enero, con descuentos de hasta el 80%, para  para conseguir convencer a los inversores extranjeros, según fuentes del sector

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las entidades financieras nacionalizadas (Bankia, Novagalicia Banco, Catalunya Banc y Banco de Valencia) transferirá a la Sociedad de activos procedentes de la reestructuración ordenada bancaria (o Sareb, como se conoce oficialmente al banco malo) activos por un valor conjunto de 37.109 millones de euros, operación que se materializará el próximo 31 de diciembre.

Según han comunicado las cuatro entidades a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la trasmisión de estos activos y créditos ligados al ladrillo se realizará a cambio de bonos emitidos por la Sareb y que cuentan con la garantía del Estado español. El contrato de transmisión de activos a la Sareb suscrito por la banca nacionalizada contempla que antes de que acabe el año en curso la sociedad firme contratos para acordar los términos de la suscripción y el desembolso de dichos valores de renta fija.

En concreto, Bankia transferirá activos por valor de 22.318 millones de euros, de los que 2.850 millones proceden de su matriz BFA, con lo que se erige como la entidad nacionalizada que más activos traspasará al banco malo, pues se trata del banco más grande de los cuatro en los que participa el Estado. Catalunya Banc traspasará 6.708 millones, Novagalicia Banco,5.097 millones, y Banco de Valencia, 1.962 millones. A estas cantidades hay que añadir los 1.025 millones transferidos por el Banco Gallego, filial de Novagalicia Banco. Se trata de una cantidad algo inferior a la prevista, pues se calculaba que las entidades controladas por el Estado a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) traspasarían al 'banco malo' unos 40.000 millones de euros en viviendas, suelo y créditos al promotor.

Ahora queda una segunda fase que afectará a las entidades que, sin ser nacionalizadas, requieren de ayudas públicas para recapitalizarse, como son Liberbank, Caja3, BMN y Banco CEISS. Está previsto que estas entidades transfieran sus activos en el primer trimestre de 2013, probablemente en febrero, por un importe global de de 4.588 millones. De esta cifra, casi la mitad, 2.100 millones, procederá de BMN, en tanto que Liberbank traspasará a Sareb activos y préstamos deteriorados por 1.000 millones, Caja4 por 770 millones y Banco CEISS, con 718 millones. Esta operación requerirá una nueva ampliación de capital y la emisión de nueva deuda subordinada.

En total, sumando a las entidades nacionalizadas y las que reciben ayudas públicas, la Sareb gestionará activos por un importe cercano a los 42.000 millones de euros, por debajo de los 55.000 millones de activos que aglutinará como máximo la entidad.

El sector inmobiliario cree que el banco malo entrará en el mercado con un golpe de efecto. Según el portal idealista.com, Sareb podrá a a la venta durante el mes de enero las promociones inmobiliarias más atractivas, con descuentos de hasta el 80%, para conseguir convencer a los inversores extranjeros. El sitio web especializado atribuye al  ministro de Economía, Luis de Guindos, la iniciativa deesta operación, que quiere que se realice cuanto antes, para lanzar un mensaje de confianza a los mercados ante la lluvía de críticas que está recibiendo el banco malo entre la prensa extranjera.

Tal estrategia, según idealista.com, choca con las palabras de Belén Romana, presidenta de Sareb, que en su estreno ante los periodistas hace unos días aseguró hace unos días que no tirarán los precios de los activos inmobiliarios y que intentarán obtener el máximo beneficio de cada activo. Belén Romana señaló, además, que el banco malo no venderá viviendas principalmente a particulares, sino a inversores que compren paquetes de inmuebles.