Público
Público

La banca obtendrá 13.000 millones por las quitas a las preferentes y subordinadas

Las entidades podrían necesitar más dinero para cubrir el impacto del arbitraje de las preferentes en sus necesidades de capital

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las entidades españolas obtendrán unos 13.000 millones de euros en capital gracias a las quitas impuestas a la deuda subordinada y a las participaciones preferentes, según calcula la agencia de calificación crediticia Fitch, que, advierte de que los bancos podrían necesitar más capital en función de los resultados del arbitraje por la mala comercialización de preferentes, que podría afectar al 20% del total de estos instrumentos emitidos.

'Algunas de las necesidades de capital del sector serán cubiertas por el autorrescate (bail in) de la deuda subordinada y de los inversores en acciones preferentes', señala Fitch, que cifra en 'unos 13.000 millones' el capital generado a través de estas medidas, aunque en algunos casos los inversores podrán recibir acciones u otros instrumentos de deuda a cambio.

Respecto a estas medidas de autorrescate, la agencia aprecia cierto retraso en su aplicación, en parte por la mala comercialización potencial de estos instrumentos entre clientes particulares.

'Estimamos que hasta el 20% de los instrumentos híbridos emitidos podrían verse afectados por las alegaciones, un porcentaje que varía de una entidad a otra. Esto daría como resultado la necesidad de inyectar capital adicional', apunta Fitch.

Por otro lado, la agencia advierte de que, si bien los progresos en la reforma del sector bancario español son 'buenos', aún persisten riesgos para el sector, incluyendo un deterioro adicional de la calidad de los activos de la banca, cuya rentabilidad se verá afectada por los bajos tipos de interés y la morosidad.

'Hay varias cuestiones pendientes que influenciarán en el éxito o el fracaso del proceso', apunta Fitch Ratings, que mantiene una perspectiva 'negativa' sobre el sector bancario español en general. 'Somos pesimistas respecto a la calidad de los activos y nuestros ratings asumen un incremento de los préstamos en riesgo de mora este año a medida que los problemas se extienden a los préstamos a pymes y a las hipotecas residenciales', señala la agencia.

Asimismo, Fitch espera que las provisiones por riesgo de crédito se mantengan elevadas, 'aunque probablemente no a los niveles de 2012', y advierte de que la gestión de Sareb, el banco malo, de su cartera de activos podría tener un 'efecto llamada' sobre la calidad de los activos de los bancos no recapitalizados.