Público
Público

La banca pide a Zapatero que no rescate entidades inviables

La AEB dice que ayudará dando préstamos "a los que los van a devolver"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las entidades financieras que han concedido créditos malos han de asumir las responsabilidades de los posibles fallidos y el Gobierno debe evitar ir al rescate de las entidades inviables. Esta fue la posición defendida ayer por el presidente de la Asociación Española de la Banca (AEB), Miguel Martín, en el Congreso de los Diputados, dentro de la serie de comparecencias sobre la situación de liquidez de la economía
española.

Martín intervino en un tono más contenido que en su anterior visita al Parlamento, hace un mes, para participar en unas jornadas del Grupo Socialista cuando aseguró que 'es la economía real la que pone en riesgo al sistema bancario'. En aquel momento, Martín se defendía de las críticas a la banca por frenar el crédito y dificultar, así, la reactivación económica. Sin embargo, ayer, el representante de la banca inició su intervención expresando el compromiso de las entidades de 'tirar del carro' y 'arrimar el hombro' para salir de la crisis, aunque insistió en que el comportamiento del crédito no tiene que ver tanto con las entidades como con un freno de la demanda. 'No sólo somos los primeros interesados en no cerrar el grifo del crédito, sino que seríamos las primeras víctimas', subrayó.

El presidente de la AEB argumentó que 'la crisis financiera es externa y extraña al sistema financiero español', al que, por tanto, 'no se le puede aplicar la misma medicina' que se da en EEUU o en los otros países europeos. En su opinión, habría que ser prudentes ante eventuales rescates, para evitar 'ayudar a sobrevivir a entidades poco viables' pues 'debilita al conjunto del sistema financiero y lastra la recuperación de la economía real'. Luego, en los pasillos, Martín evitó pronunciarse sobre si existen entidades inviables y apuntó que para eso el Banco de España está realizando simulaciones sobre situaciones de tensión, conocidas como stress test, que le permitirán tener 'una visión clara de lo que va a ocurrir'.

Aunque Martín no mencionó a las cajas de ahorros, algunas de ellas son las primeras candidatas a recibir ayudas del Estado, como Caja Castilla La Mancha.

Rescate a la española

En su comparecencia, el presidente de AEB señaló que, en caso de entidades con dificultades, se deberían utilizar 'los mecanismos que en España han dado buen funcionamiento'. 'El sistema tradicional español, a través del Fondo de Garantía de Depósitos, garantiza que no hay fondos públicos gratuitos, que el sector se tiene que comprometer a devolver cualquier fondo que se le inyecte y que se hacen las reestructuraciones precisas para que el sistema salga fortalecido', defendió.

Martín insistió en que cualquier solución para el sistema financiero exige que 'todas las entidades respondan y hagan frente a la responsabilidad que han tenido'. 'Aquellos que están en peor situación porque dieron crédito en peores condiciones a quien sea tienen que hacer frente a sus responsabilidades', agregó. Como los créditos al sector inmobiliario, donde se están produciendo muchos fallidos, por lo que las entidades financieras se han convertido 'en grandes inmobiliarias' que están ' intentando vender los pisos bajando los precios' una media del 20%.

Rigor en los créditos

El representante de los bancos reiteró su diagnóstico sobre el principal problema de la economía española, que es su sobreendeudamiento, y aseguró que las entidades asumen su 'parte de responsabilidad en el exceso de crédito que se dio'. Ahora, según Martín, conviene reducir el apalancamiento de empresas y familias y ser más rigurosos en la concesión de nuevos préstamos.

Hace unas semanas, el presidente del Santander, Emilio Botín, declaró que sería una irresponsabilidad conceder créditos alegremente. Martín insistió ayer en esa idea: 'Para salir de la crisis, lo más importante es que los recursos escasos que tenemos ahora, se asignen correctamente. Y eso quiere decir dárselo a los que lo van a devolver. Si no se lo damos a quienes lo van a devolver, no estamos saliendo de la crisis, sino que estamos hundiéndonos más'.

El representante de la banca no cree que la situación económica pueda mejorar a corto plazo. Su opinión se basa en las previsiones de la Comisión Europea, en las que 'los riesgos son a la baja', pues la AEB no hace estimaciones. 'Somos una asociación modesta y, aunque tenemos magníficos expertos en economía, les digo que no pierdan el tiempo, porque ya hay muchos otros que hacen previsiones', señaló con ironía. Entre esos otros, la fundación de las cajas de ahorros Funcas, que pronostica una caída del PIB del 3% este año. Para Martín, como para el vicepresidente económico Pedro Solbes, esa previsión es 'una más'.