Público
Público

La banca y el temor a la recesión devuelven el pánico a la Bolsa

El Ibex 35 cae un 4,7% en su segundo peor día del año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La economía mundial crecerá menos; los bancos europeos podrían estar sufriendo problemas de liquidez, supuestos en la operativa de la Bolsa alemana. Estos fueron los ingredientes del cóctel que explotó hoy en los mercados y desató una nueva oleada de pánico, tras el conato de recuperación visto a principios de esta semana.

Las bolsas europeas cayeron a plomo durante todo el día, aunque se frenaron ligeramente en la última hora de cotización. Así, el Ibex 35 pasó de perder más de un 6% a cerrar con un descenso del 4,70%, hasta los 8.371 puntos, en la que fue su segunda peor sesión del año. Aunque también es cierto que el volumen apenas superó los 277 millones de euros cuando un día normal de mercado supera con creces los 400 millones.

La Fed investiga problemas de liquidez de bancos europeos en EEUU

Aun así, fue una de las bolsas menos dañadas. Italia perdió un 6,15%, Alemania un 5,82% y el índice francés Cac 40 se dejó un 5,48% de su valor.

'El informe de Morgan Stanley alertando de la caída del PIB mundial para los próximos años fue la excusa para entrar en pánico', explicaba Soledad Pellón, estratega de Mercados de IG Market.

Sin duda el miedo a una recesión mundial está pesando en el ánimo de los inversores. Los datos macroeconómicos de las últimas semanas apuntan en esa dirección. Los conocidos abonaron esa tesis. 'El dato de actividad manufacturera de la Reserva Federal de Filadelfia, que es un indicador de la actividad económica de los próximos meses, se desplomó', asegura Luis Benguerel, responsable de Renta Variable de Interbrokers.

La rentabilidad del bono alemán cae al nivel más bajo de la era euro

Pero detrás de ese miedo a la situación macroeconómica hervía un cúmulo de preocupaciones. La primera de ellas estaba impresa en la primera página del periódico financiero The Wall Street Journal. La Reserva Federal de Nueva York está estudiando la operativa a los bancos europeos con presencia en su país, ya que alguno de ellos podría estar teniendo problemas de financiación y habría necesitado acudir a una financiación especial ante la imposibilidad de conseguir dólares en el mercado interbancario (en el que los bancos se prestan entre ellos).

Las órdenes de venta se cebaron con los valores financieros. El francés Société Générale lideró las caídas en el índice europeo al perder más de un 12%. Esta misma entidad sufrió la semana pasada el ataque de los especuladores que desataron numerosos rumores (oficialmente desmentidos) acerca de sus problemas de liquidez.

A toda esta tensión se sumó el caos técnico provocado tras una abrupta caída del futuro del Dax alemán, que llegó bajar más de 200 puntos en apenas unos segundos y provocó la suspensión de la actividad durante unos minutos. 'Este es el único de los grandes índices europeos sobre los que se puede operar en corto y sobre él se ha concentrado todo el dinero que mueven los grandes inversores y que antes se dividía entre los otros futuros de índices europeos', explica Rubén de la Torre, de Inversis Banco. La CNMV francesa tuvo que publicar un documento explicando exactamente qué posiciones cortas están prohibidas y cuales no de cara al vencimiento de los futuros de hoy.

Mientras los bonos alemanes actuaron como refugio y su rentabilidad bajó hasta el 2,088%, el nivel más bajo en la historia del euro. Eso derivó en un incremento de su diferencial respecto al resto de bonos europeos, por lo que la prima de riesgo española subió hasta los 290 puntos básicos.