Público
Público

El Banco de España asegura que el modelo europeo de supervisión bancaria se perfilará en 6 meses

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El subgobernador del Banco de España, Francisco Javier Aríztegui, defendió hoy la necesidad de reformar el modelo europeo de supervisión financiera, al que quiere incorporar algunas de las prácticas del organismo, y que espera que esté perfilado en seis meses o, como máximo, antes del verano de 2010.

Durante el XVIII Congreso Nacional de Auditoría, Aríztegui, que hizo autocrítica sobre el papel de los supervisores para atajar la crisis financiera, avisó de que la reforma que se prepara a escala europea será "un reto" tanto para los organismos supervisores nacionales como para las propias entidades reguladas.

En concreto, el subgobernador del Banco de España explicó que el objetivo es crear un órgano, el European Systemic Risk Board, que será el encargado de analizar las condiciones del entorno en el que se desenvuelven las entidades financieras de cada país y emitir alertas que los supervisores nacionales deberán acatar.

"El receptor de estas recomendaciones y avisos tendrá que funcionar con un criterio claro de cumplir o explicar por qué no cumple o por qué no es capaz de llevar a cabo la medida que se exige", señaló el subgobernador del Banco de España.

También relató que en Europa se crearán además tres supervisores distintos para la banca, los mercados financieros y los seguros, que serán los encargados de "definir los estándares de supervisión y las prácticas exigibles a los distintos supervisores nacionales".

Además, estos organismos tendrán "poderes especiales en casos de emergencia", que aún están por definirse.

En cualquier caso, el número dos del Banco de España mostró el interés del organismo en que parte de su modelo de supervisión sea incorporado a la reforma del sistema europeo.

Entre las características más positivas de su modelo, citó la obligación de constituir provisiones anticíclicas, la conveniencia de las inspecciones que realiza en el seno de las entidades bancarias y la concepción de los Fondos de Garantía de Depósitos (FGD) como instrumentos para ser utilizados en crisis bancarias.

"Pensamos que a nosotros nos ha sido útil y que de alguna forma debe debatirse, ya que a otros les puede ser útil", señaló Francisco Javier Aríztegui, que no obstante reconoció que en la actual crisis financiera han fallado los supervisores de bancos de productos innovadores y aquellos con sistemas más tradicionales, como el español.

"La banca tradicional también ha tenido sus problemas y no está exenta de riesgos, como el inmobiliario. Pero la supervisión financiera no ha tenido tampoco claramente una adecuación a la banca que no era un mero intermediario sino que tendía a manejar riesgos", lamentó Aríztegui.

A nivel global, también criticó que la supervisión de las entidades financieras no haya tenido en cuenta el entorno macroeconómico, lo que a su juicio ha impedido prever "los daños y la profundidad del deterioro de los balances" de la banca.

El XVIII Congreso Nacional de Auditoría fue organizado por el Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España, el Consejo General de Economistas y el Consejo Superior de Titulares Mercantiles de España.