Público
Público

El Banco de España augura una caída del PIB del 1,5% en 2012

En el cuarto trimestre de 2011, el PIB entró en negativo (-0,3%) por primera vez en siete trimestres

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La economía española registrará una 'caída sustancial' del 1,5% en 2012 —el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero pronosticaba un crecimiento del 2,3%— y una 'modesta' recuperación en 2013, con un crecimiento del 0,2%, tras avanzar un 0,7% en 2011, según el último Boletín del Banco de España. De esta manera, agrega, 'la economía española se iría aproximando a su ritmo de crecimiento potencial'.

En el cuarto trimestre de 2011, el PIB entró en negativo (-0,3%) por primera vez en siete trimestres, trayectoria que, según el Banco de España, 'podría continuar en el presente año'.  Con este cierre del año, el PIB habría aumentado en 2011 un 0,7%, tras sendos retrocesos en los dos años precedentes, ampliándose la brecha de crecimiento con respecto a los países centrales de la zona del euro.

De cumplirse estas previsiones, la economía española volvería a entrar en recesión técnica en el primer trimestre de 2012 (dos trimestres seguidos de crecimiento negativo).

El escenario macroeconómico que plantea el Banco de España es el resultado de una 'significativa contracción de la demanda nacional, parcialmente contrarrestada por una elevada contribución del saldo neto exterior'. A su vez, el retroceso de la demanda nacional resulta de la confluencia de un 'fuerte descenso' de sus componentes público y privado, en un contexto en el que el gasto de las familias se verá 'restringido por el impacto de la consolidación fiscal sobre las rentas de estos agentes y por el menor empleo'.

En este contexto, el supervisor prevé un retroceso del consumo de los hogares a lo largo del período de proyección, a pesar de que su tasa de ahorro continúe describiendo una trayectoria descendente.

En el ámbito del comercio exterior, se espera un debilitamiento del crecimiento de las exportaciones de bienes y servicios en 2012, dado el empeoramiento de las perspectivas de los mercados internacionales.

Desde el Banco de España indicaron que en este informe se presenta un escenario macroeconómico que supone el 'cumplimiento estricto' de los objetivos de consolidación fiscal para 2012 y 2013, y entiende, por tanto, 'que se adoptarán medidas adicionales a las ya aprobadas'.

Así, las proyecciones se de este año y el próximo se basan en la adopción de medidas presupuestarias de una 'magnitud suficiente' para reducir el déficit público desde un nivel de alrededor del 8% en 2011, según la última estimación proporcionada por el Gobierno, hasta el 4,4% del PIB en 2012 y el 3% en 2013.

Además, aclaran que las proyecciones que se publican están sometidas a un 'grado de incertidumbre muy elevado', y destaca la necesidad de 'considerar estas proyecciones con especial cautela'.

Según los datos del organismo, España empezará a crear empleo neto a mitad de 2013, y liga esta previsión a que se apruebe una reforma 'integral' de los mecanismos de negociación colectiva y de las modalidades de contratación.

Así, en 2011 la tasa de paro superará el 21,5 % registrado en el tercer trimestre del ejercicio —la cifra final se conocerá este viernes—, en 2012 subirá al 23,4 % y en el 2013 se quedará en el 23,3 %.

 

 

Para 2012 y 2013 prevé que las subidas salariales estén en el entorno del 1%, lo que las situaría por debajo de la tasa de inflación media que espera (el 1,5 % en 2012). Opina también que la congelación salarial decretada en 2012 para los empleados públicos se extenderá a 2013.