Publicado: 17.06.2014 11:39 |Actualizado: 17.06.2014 11:39

El Banco de España avisa que todavía hay que hacer ajustes por 55.000 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha destacado este martes que el esfuerzo de consolidación pendiente es "muy significativo", con una reducción del déficit hasta 2017 de 5,5 puntos de PIB (unos 55.000 millones), por lo que ha pedido revisar el gasto público y elevar la imposición indirecta.

En su comparecencia en el Congreso de los Diputados para explicar el informe anual de la entidad supervisora 2013, publicado el viernes pasado, Linde ha considerado "deseable" una mejor contribución del sector público a la actividad económica, a través de una evaluación y revisión del gasto de las administraciones, con la "colaboración activa" de las comunidades autónomas.

En cuanto al gasto en pensiones, ha reclamado desarrollar mecanismos "que incrementen el ahorro para la jubilación", de manera que las pensiones públicas puedan complementarse en el futuro.

Por el lado de los ingresos, y de cara a una reforma fiscal como la que previsiblemente se aprobará este viernes, ha recordado recomendaciones tanto de la comisión de expertos como de organismos internacionales de "aumentar el peso de la imposición indirecta". Así se podrían acometer reducciones en los impuestos sobre el trabajo, en particular de las cotizaciones sociales, y reducir la imposición sobre las rentas del capital. También deberían eliminarse bonificaciones, reducciones y exenciones fiscales, y avanzar en una mayor neutralidad de las rentas del ahorro.

Cambios -ha destacado- que además de mejorar la eficiencia "no pongan en riesgo la necesaria consolidación fiscal", cuya culminación "debe seguir siendo un objetivo prioritario".

Linde, además, ha afirmado que la economía española se encuentra "en el camino de afianzar el crecimiento", aunque ha matizado que los efectos de la crisis en términos de desempleo y de endeudamiento de los sectores residentes "han sido de gran magnitud" y su absorción "requerirá tiempo". Durante su intervención, el gobernador del Banco de España ha subrayado que a lo largo de 2013 la economía española ha mostrado "cierto dinamismo", una trayectoria que ha continuado en 2014, lo que permitirá finalizar el año con un crecimiento del 1,2% en el promedio anual.

Además, tras destacar la buena marcha de la reestructuración del sistema financiero, ha mantenido que aún serán necesarios algunos trimestres más de crecimiento económico antes de que, "a nivel agregado", el crédito vuelva a mostrar tasas positivas de crecimiento.


http://www.quoners.es/q/termometro-quoners-opinion-publica